Manos Unidos reclama el fin de la trata, una "esclavitud moderna" que afecta sobre todo a mujeres

Trata de personas, esclavitud
MARIO TAMA/GETTY - Archivo
Publicado 29/07/2018 15:21:35CET

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Manos Unidas ha reclamado este domingo el fin de la trata, que ha definido como una "esclavitud moderna" por los numerosos abusos que sufren sus víctimas, la mayoría de las cuales son mujeres, según la experiencia de la ONG, que tiene 21 proyectos para rescatar y reinsertar a estas personas en India, Laos, Vietnam, Tailandia, Benín y Brasil.

"Las víctimas del tráfico de personas se ven sometidas a las más diversas formas de explotación y abusos, como prostitución, trabajos forzados, mendicidad, servidumbre, matrimonio forzado y trasplante de órganos, entre otras", ha denunciado la ONG en un comunicado difundido con motivo del 30 de julio, Día Mundial contra la Trata.

Según los datos facilitados por Manos Unidos, un 30 por ciento de las víctimas de trata son niños, mientras que el 70 por ciento son mujeres y niñas, y tiene su origen en "la pobreza y la falta de educación que existen en numerosos lugares del mundo", lo cual hace que su alcance sea global.

Desde hace ocho años, Manos Unidas ha destinado 1,4 millones de euros a 21 proyectos dedicados a la prevención del tráfico humano y al rescate y la reinserción social y familiar de sus víctimas en dichos países, si bien la ONG ha destacado su labor en India, el lugar donde más peligro corren las mujeres de ser víctimas de trata.

En Bengala Occidental, donde se concentra el 33 por ciento de sus esfuerzos en India, desarrolla con Seva Kendra Calcutta un programa de prevención del tráfico de personas y la violencia de género en el distrito 24 de Parganas Norte, a unas tres horas en coche de Calcuta, que ha beneficiado a 1.887 personas, sobre todo mujeres y jóvenes.

"Es una zona superpoblada, con extrema pobreza y un paro de casi el 70 por ciento que tienen como consecuencia la migración de personas y problemas sociales como el alcoholismo y la violencia contra las mujeres", ha explicado. Allí, "las mafias son muy poderosas en la zona y engañan a las familias con promesas de trabajos bien remunerados en las ciudades o simplemente captan a los jóvenes y a las mujeres durante sus desplazamientos a otros lugares", ha contado.

En Assam, donde se centran el 20 por ciento de sus proyectos en India, Manos Unidas lanzó hace dos años con las Hermanas Misioneras de María Auxilio de los Cristianos otro programa preventivo en los distritos de Baksa y Udalguri que ha beneficiado directamente a 900 personas, sobre todo jóvenes y mujeres tribales que llegaron huyendo del conflicto entre bodos y santales en la década de los años 90.

La zona, repleta de gente pobre y analfabeta, ha señalado, "se ha convertido en un enclave gravemente afectado por el tráfico de personas que acaban trabajando como esclavas, son víctimas de la explotación sexual e incluso de la extracción de órganos".

También en Assam, pero a través del Centro Auxilium Reach Out y otros diez centros distribuidos en aldeas cercanas a Guwahati que coordinan las Hermanas de María Auxiliadora, la ONG lleva a cabo un programa de concienciación y prevención contra el tráfico de mujeres.

Este proyecto, en el que participan directamente unas 1.000 mujeres jóvenes, tiene como principales ejes la realización de actividades de formación y de creación de grupos de autoayuda y de comités de vigilancia, "para concienciar a otras cerca de 4.000 mujeres, jóvenes, profesoras y líderes locales de las comunidades", ha indicado.