Más de 20 millones de niños en México viven en la pobreza

Pobreza México
FLICKR.COM - Archivo
Actualizado 02/05/2018 17:08:54 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 1 May. (Notimérica) -

   En México residen más de 20 millones de niñas, niños y adolescentes que viven en hogares que experimentan algún tipo de pobreza. Esta situación tiene una alta probabilidad de volverse permanente y sus consecuencias negativas podrían ser irreversibles, según ha informado el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

   En su informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el Coneval ha destacado que las políticas públicas deben tomar en cuenta las realidades heterogéneas que viven los menores en el país.

   Este consejo resalta que a pesar de los avances conseguidos durante el mandato de Enrique Peña Nieto para combatir este problema, actualmente alrededor de 20,7 millones de niñas, niños y adolescentes viven algún tipo de pobreza en sus hogares.

   De acuerdo con el documento, el 52,3 por ciento de niños y niñas (0 a 11 años) se encontraban en situación de pobreza en 2016 (42,6 en pobreza y 9.7 en pobreza extrema), mientras que el 48,8 por ciento de los adolescentes (12 a 17 años) estaban en la misma situación (41,1 en pobreza y 7,8 en pobreza extrema).

   Del mismo modo, el informe señala que en 2016 el 77,7 por ciento de los niños entre tres y cinco años asistían a un programa del sistema educativo, mientras que el resto, un 22,3 por ciento, no podían disfrutar de ninguna posibilidad de aprendizaje fuera de las proporcionadas en el hogar.

RIESGOS

   En cuanto a alimentación, el informe detalla que entre los factores de riesgos para esta población se encuentra la falta de control de los peligros asociados a los alimentos, lo que promueve una mayor incidencia de enfermedades gastrointestinales.

   En lo relacionado con el trabajo infantil, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación Empleo 2015, 2,5 millones de niñas, niños y adolescentes entre cinco y 17 años estaban trabajando, es decir, un 8.4% del total de esta población.

   Gran parte de estos menores, un 89,6 por ciento, se encuentra desempeñando ocupaciones no permitidas, situación que afecta su acceso y aprovechamiento a la educación, pues el 37 por ciento de ellos no asiste a la escuela.