Más que financiero, el costo en México por no amamantar es en salud

 LA LACTANCIA
NOTIMEX / ESPECIAL
Publicado 04/08/2018 8:40:44CET

   El abandono de lactancia en niños menores de 1 año de edad trae consigo enfermedades respiratorias y gastrointestinales, cuyos casos anuales reportados van de 1.1 a 3.8 millones.

   CIUDAD DE MÉXICO, 4 Ago. (Notimérica) -

   Para México, el costo anual por prácticas inadecuadas de la lactancia materna gira entre 11.000 y 36.000 millones de pesos por año, donde un porcentaje considerable de este gasto se atribuye a la compra de fórmulas lácteas; sin embargo ese no es el mayor costo sino el de la salud infantil.

   De acuerdo con datos del libro Lactancia materna en México, editado por la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), este gasto recae en las familias más vulnerables ya que en los últimos seis años el porcentaje de madres que brindan lactancia en zonas rurales disminuyó de 36.9 a 18.5 por ciento.

   Los costos generados por no lactar al bebé de forma adecuada no están contemplados en el sistema de vigilancia epidemiológica en México, lo cual es preocupante ya que el libro señala que el consumo de fórmula está relacionado con una mayor morbilidad y mortalidad en niños menores de un año de edad.

   Los efectos de la lactancia inadecuada no son únicamente monetarios, en América Latina la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, (así como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud) podría prevenir dos terceras partes de las muertes por diarrea e infecciones respiratorias en menores de 4 meses.

   El abandono de lactancia en niños menores de 1 año de edad trae consigo enfermedades respiratorias y gastrointestinales, cuyos casos anuales reportados van de 1.1 a 3.8 millones. Así, lo explica el libro de la ANMM, institución que integra la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

   Los beneficios de la leche materna

   El calostro que arrojan las mujeres en los primeros días después del parto contiene grandes cantidades de anticuerpos llamados S-IgA, que son muy importantes porque son los encargados de agrupar o neutralizar agentes patógenos como bacterias y virus.

   La leche materna también contiene algunos ácidos grasos o azúcares que tienen funciones antibacterianas y antivirales. Otras proteínas como la lactoferrina y la encima lisozima, que además de nutrir al bebé, funcionan para impedir la reproducción de bacterias.

   La Organización Mundial de la Salud asegura que la lactancia al pecho favorece el crecimiento, el desarrollo y la salud de los recién nacidos.

   Por otro lado, un documento de la UNICEF señala que la leche humana, nunca podrá ser imitada ya que es un fluido vivo, al igual que la sangre, contiene elementos bioactivos irreemplazables, e indica que ni siquiera la leche de vaca contiene niveles de nutrientes y proteínas similares a la humana.