La Masacre de Pasco, antesala de la última dictadura militar argentina

 

La Masacre de Pasco, antesala de la última dictadura militar argentina

Masacre de Pasco
WIKIMEDIA
  
Actualizado 21/03/2017 8:45:12 CET

   BUENOS AIRES, 21 Mar. (Notimérica) -

   El 21 de marzo de 1975 tuvo lugar en Lomas de Zamora, Buenos Aires, la Masacre de Pasco, una matanza cometida por la organización terrorista paraestatal Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), bajo el liderazgo de José López Rega contra ocho militantes de la Juventud Peronista.

   En aquel entonces la presidenta de Argentina era María Estela Martínez de Perón, conocida popularmente como Isabelita o Isabel Perón, esposa de Juan Domingo Perón. Esta asumió la Presidencia de la nación cuando su marido falleció el 1 de julio de 1974, durante el ciclo histórico llamado tercer peronismo.

   El suceso, del que este martes se cumplen 42 años y que se llevó a cabo durante la intendencia de Eduardo Duhalde, del Partido Justicialista, tuvo lugar cuando alrededor de 40 agentes de la Triple A llegaron en más de una decena de vehículos y bloquearon el tránsito en la zona donde vivían los militantes peronistas, que ejercían como oposición al entonces intendente.

   Antes de que Duhalde llegara a la intendencia de Lomas de Zamora, hubo una reorganización política impulsada por el presidente Juan Domingo Perón, en la que el que era administrador de Lomas, Ricardo Ortiz, fue destituido por el consejo deliberante y el 15 de mayo de 1974 le reemplazó Pablo Turner, alias 'El Negrito', que posteriormente también fue cesado y sustituido por el concejal Duhalde.

   Durante la redada, la Triple A secuestró a ocho personas. Los criminales actuaron con absoluta impunidad, pues la policía bonaerense había recibido órdenes de "liberar la zona".

   Los agentes de la organización terrorista llevaron a los secuestrados a la avenida Pasco, donde fueron fusilados y dinamitados para evitar que los cuerpos fueran identificados.

   Las víctimas, entre los que también se encontraban algunos menores, como Alfredo Díaz de 14 años y su hermano mayor Eduardo de 16 años, fueron Rubén Bagninia, Aníbal Benítez, Héctor Flores, Germán Gómez, Héctor Lencina --concejal justicialista y líder de la oposición local a Duhalde-- y Gladys Martínez.

   Hasta 2011 se creyó que el militante de la Juventud Peronista Omar Caferatta había sido el noveno asesinado, pero según la investigación de la escritora y docente Patricia Rodríguez, este se encontraba exiliado en Austrialia, donde falleció en 1980.

GOLPE AL PERONISMO REVOLUCIONARIO

ISABEL PERÓN

   Según Rodríguez, las causas de la Masacre de Pasco pueden considerarse "un golpe al espacio del peronismo revolucionario". La Juventud Peronista de Lomas tenía una influencia enorme sobre el Partido Justicialista.

   Mientras en muchos distritos las buenas relaciones iniciales con los intendentes se iban deteriorando, en Lomas se recorrió un camino inverso y se fortaleció la presencia política de la llamada "Tendencia" en el Municipio.

   La ocupación de los espacios públicos por parte de la izquierda peronista molestaba al ala derechista, sector en el que se situaba la Triple A, quienes se aprovecharon de las debilidades internas.

   Durante 1974, la resistencia en la Universidad y en el Municipio, dos bastiones de las fuerzas progresistas de Lomas, habían conseguido imponer una estructura propia. Ese mismo año los sectores reaccionarios se hicieron más fuertes, por lo que algunos mandos del Gobierno fueron perdiendo poder, situación que se justificó con la destitución de Turner en 1974.

   Este aislamiento político continuó con la Masacre de Pasco, prueba de un evidente crecimiento del sector peronista de izquierdas por encima del derechista, que la propia Triple A se encargó de apagar el 21 de marzo de 1975.

DICTADURA

RAFAEL VIDELA

   Siempre se ha relacionado a diversos miembros de la Triple A con los militares que un año después, el 24 de marzo de 1976, protagonizaron la rebelión cívico-militar que apartó del poder a la presidenta de la nación, Isabel Perón, para establecer en su lugar una junta militar dictatorial liderada por el general Rafael Videla. Los métodos y prácticas de unos y otros fueron muy similares.

   La preparación del levantamiento se inició con mucha anticipación, ya que en esa época, Argentina era el único país del Cono Sur que mantenía un régimen democrático. El 18 de diciembre de 1975, el sector ultranacionalista de la Fuerza Aérea se sublevó y llevó a cabo un intento fallido de golpe de Estado, con el objetivo de derrocar a la presidenta.

   Sin embargo, no fue hasta el 24 de marzo de 1976, cuando Isabel Martínez de Perón fue detenida y el general José Rogelio Villareal inició el golpe de estado anunciándole a la presidenta: "Señora, las Fuerzas Armadas han decidido tomar el control político del país y usted queda arrestada". El 29 de ese mismo mes Videla asumió la Presidencia de Argentina.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies