Matan a un argentino, esconden su cuerpo en la parrilla y celebran una fiesta en su propia casa

Pistola
PIXABAY
Publicado 06/07/2018 13:29:22CET

   BUENOS AIRES, 6 Jul. (Notimérica) -

   Cuando los policías entraron a la casa del argentino, todavía quedaban restos recientes de la celebración que los jóvenes asesinos habían dejado después de acabar con la vida del dueño de la vivienda y esconder su cuerpo debajo de la parrilla.

   El joven asesinado era empleado de la terminal de ómnibus de Santa Rosa y vivía en una casa situada en la ciudad de Buenos Aires entre las avenidas Emilio Zola y Luro.

   Todo comenzó cuando sus familiares dieron el aviso a las autoridades de que este no respondía las llamadas ni aparecía en su trabajo. Esa misma noche la policía entró en el hogar del joven y descubrió que había sido asesinado.

   Al parecer, según recoge el diario 'Clarín', la víctima fue asesinada la madrugada del pasado 23 de junio. Lo atacaron mientras se encontraba en el baño, siendo disparado tres veces. Una de las balas le perforó el codo, otra el pie y, por ultimo, recibió un disparo mortal en la boca. Después envolvieron el cadáver y lo escondieron en la parrilla del balcón.

   Los asesinos se quedaron un par de días en la vivienda y celebraron una fiesta con amigos. Aunque se desconoce cuánto tiempo pasó desde la fuga de estos y la llegada de los agentes, la hipótesis es que abandonaron el lugar por el tejado de la casa minutos antes de que la policía llegara.

   Poco después del hallazgo del cadáver, dieron con los presuntos asesinos, dos jóvenes de 17 y 22 años. Estos fueron encontrados gracias a unas empanadas que habían comido en la fiesta que celebraron en la casa del asesinado.

   Las cámaras de seguridad de la tienda donde habían comprado los alimentos los captó y gracias a esto las autoridades pudieron dar con ellos, detenerlos y ponerlos a disposición judicial.