Metro de Madrid confirma que los trenes que se vendieron a Argentina tienen amianto "encapsulado"

Borja Carabante y Pedro Rollán en el Metro de Madrid
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Publicado 02/03/2018 14:47:15CET

   MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha indicado que los trenes del modelo 5000 que se vendieron a partir de 2011 al metropolitano de Buenos Aires (Argentina) contienen amianto "encapsulado", aunque ha detallado que esta compañía rubricó en el contrato su conformidad con el estado de los vehículos y los componentes tras las revisiones de sus técnicos.

   Así lo ha indicado durante un encuentro con los medios de comunicación en relación a la polémica por la venta de estos trenes a Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE), pues hay una orden del Ministerio de Presidencia de 2001 que apunta a la prohibición de la comercialización de productos con amianto y las críticas de los grupos de la oposición en la Asamblea al respecto.

   Por su parte, el suburbano argentino decidió retirar trenes de este modelo de forma temporal y emplazó a Metro de Madrid que confirmara si había presencia de amianto en estos vehículos, dado que en el país sudamericano está prohibido también este material.

   Carabante ha insistido en que Metro está revisando todo el procedimiento para tratar de confirmar que se hizo adecuadamente o, si por el contrario, se produjo algún error en esta operación, si bien ha subrayado que esta transacción aprobada por la dirección del suburbano en 2011 contaba con informes jurídicos y técnicos favorables.

   Además, ha indicado que la compañía está en contacto con el metropolitano de Buenos Aires para informarles de ese proceso de verificación y se ha pedido a los fabricantes de los modelos cuestionados para que les remitan información de todos los componentes y "dónde estaba ese amianto".

   A su vez, ha subrayado que existe amianto "encapsulado" en esos trenes que se vendieron y entiende ahora que Metro de Buenos Aires "esté en su derecho de desconfiar", aunque ha señalado que técnicos de esta compañía realizaron pruebas durante muchos meses a este modelo para determinar su buen estado.

   A la pregunta de si el metropolitano de la capital de Argentina conocía que había amianto en esos trenes, Carabante ha señalado que no lo puede afirmar con exactitud y ha detallado que sí sabían las especificaciones técnicas de estos aparatos. "No puede descartar que haya habido un error y es lo que estamos viendo", ha remachado.

   El suburbano madrileño traspasó 24 trenes a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado de la gama 5000 en 2011, a los que se unieron 12 más en el año 2012. Una operación que reportó más de cuatro millones de euros a la compañía.