Los mexicanos, indignados con Vanity Fair México por dedicar su portada a Melania Trump

 

Los mexicanos, indignados con Vanity Fair México por dedicar su portada a Melania Trump

MELANIA TRUMP
VANITY FAIR
Publicado 27/01/2017 13:28:58CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 27 Ene. (Notimérica) -

   Pocos días después de la llegada a la Casa Blanca del actual presidente del Gobierno de Estados Unidos, Donald Trump, la revista Vanity Fair México ha publicado la nueva portada de la edición del próximo mes de febrero, en la que aparece Melania Trump como protagonista.

   En medio de una tensa situación entre ambos países con la reciente orden ejecutiva inmediata de Trump para construir el muro fronterizo, la aparición de la primera dama en la célebre publicación ha causado especial indignación entre los mexicanos.

   Es así como las redes sociales del país se han inundado de diversos comentarios en los que se obliga a la revista a retirar la imagen de Melania Trump, en la que aparece enrollando unas joyas con un tenedor como si se tratara de pasta.

   

   

   

   

   Por su parte, Vanity Fair ha animado a sus lectores a repasar el artículo en el que la primera dama comenta algunos aspectos de su vida personal, publicando un mensaje a través de la cuenta oficial de Twitter en el que advierte que "no es una historia de adulación".

   

   

LA VIDA DE MELANIA

   A pesar de la polémica que rodea a la imagen de su marido, Melania Trump --nacida en Eslovenia hace 46 años-- ha decidido desligarse de su actividad como primera dama para conceder una entrevista en la que trata diferentes temas personales.

   Entre ellos, cuenta cómo es su relación con el magnate estadounidense, su infancia en su país natal y algunos trucos de belleza. Además, comenta cómo ha planeado su papel para "convertirse en la nueva Jackie Kennedy", según lo titula 'Vanity Fair'.

   En primer lugar, Melania indica que nunca se mostró demasiado entusiasmada con la carrera política de su marido. "Cuando tratamos el tema yo le dije que tenía que estar convencido, saber que quería hacerlo, porque te cambia la vida", asegura en la entrevista.

   Con esto, ante la responsabilidad de desempeñar un papel como el de primera dama --y frente a la popularidad de su predecesora, Michelle Obama-- Melania mantiene que desempeñará el papel de forma "tradicional", además de participar en "muchísimas organizaciones benéficas que se centran en los niños y en enfermedades muy diversas".

   A lo largo de la entrevista --acompañada por diversas fotos realizadas por Douglas Friedman--, Melania se muestra reservada y educada. Además respondió a las preguntas de manera informal y directa, manteniéndose al margen de las decisiones políticas de Trump.

    "Decidí no entrar en política ni en temas legislativos. Es mi esposo quien se ocupa de esas cosas", afirma a la popular publicación. Asimismo, aseguró que "nadie se entera y nadie se enterará jamás" de los consejos que le propone "porque todo eso queda entre mi marido y yo".

   Otro de los asuntos que trata durante el coloquio es el pasado de su padre, Viktor Knavs, quien era miembro del Partido Comunista esloveno. En 1976, éste fue acusado de comercio ilegal y evasión de impuestos en su país. Ante dichas cuestiones, Melania rogó respetar la privacidad de su familia.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies