Miembros del ELN secuestran a cuatro personas en el departamento colombiano de Norte de Santander

ELN COLOMBIA
REUTERS - Archivo
Publicado 03/04/2018 20:45:46CET

   BOGOTÁ, 3 Abr. (Notimérica) -

   Cuatro personas fueron secuestradas la pasada noche por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el municipio de Teorama, en el departamento colombiano de Norte de Santander.

   Los secuestradores asaltaron a sus víctimas durante la noche en la plaza principal de la citada localidad y se las llevaron a un lugar desconocido.

   Según informan desde el diario local 'El Colombiano', el general de la Policía Fernando Murillo confirmó que los autores del secuestro se identificaron como miembros del ELN.

   Murillo dio a conocer también la identidad de tres de los cuatro secuestrados, Arturo Baenz, líder de la organización Movimiento por la Constituyente Popular (MCP) y excandidato a la Alcaldía; Leonardo Pallares, conductor de camión; y Ronald Montejo, hijo de una comerciante.

   Este secuestro por parte del ELN se dio sólo horas después de que el Ejército Colombiano confirmara que había abatido a 'Breimar', cabecilla del ELN en el frente Luis Enrique León, por lo que no se descarta que esta acción pueda ser algún tipo de represalia.

   Además, este suceso llega tan solo una semana después de que miles de personas se manifestaran en esta región del norte de Colombia, próxima a la frontera con Venezuela, para pedir que se redujera la violencia en la zona.

   El conflicto armado se ha recrudecido en esta parte del país debido a la guerra abierta que mantienen el ELN y el Ejército Popular de Liberación (EPL), otra guerrilla subversiva e insurgente.

   Según apuntan diversas organizaciones, el año pasado se registraron un total de 44 casos de secuestro en el departamento de Norte de Santander, prácticamente el doble de los que se registraron en 2016.

   Todos estos acontecimientos tienen lugar justo cuando el Gobierno colombiano y la guerrilla tratan de llegar a una acuerdo para establecer un nuevo alto el fuego bilateral en los diálogos públicos de paz que mantienen en Quito.