La mujer indigente de Buenos Aires no es la madre de Luis Miguel, es una española a la que daban por muerta

Honorina Montes
YOUTUBE
  
Actualizado 10/05/2018 18:42:58 CET

   BUENOS AIRES, 10 May. (Notimérica) -

   La incógnita que se desató hace unas semanas sobre el paradero de la madre del cantante mexicano Luis Miguel, parece haberse resuelto. El estreno mundial de una serie sobre los acontecimientos que han marcado la ascensión a la cumbre del artista, pusieron en el punto de mira de la polémica una incógnita: ¿está viva la madre de Luis Miguel?

   Medios argentinos señalaron que podría ser una indigente de las calles de Buenos Aires. Hija de Sergio Basteri, un soldado italiano, y Vanda Tarroso, ama de casa, Marcela (la madre de Luis Miguel) fue dejada en un orfanato cuando su padre decidió viajar a Argentina, hasta donde sería llevada años después por su padre, quien regresó a Italia.

   Más tarde conoció a Luisito Rey, padre de 'El sol de México' y fueron a Puerto Rico, donde nació Luis Miguel en 1970, y en México tuvieron dos hijos más.

fotonoticia_20180428200718-1137429_640

   Marcela Basteri, actriz y modelo italiana, desapareció del mapa el 18 de agosto de 1896. Desde ese momento, son muchas las suposiciones que se han hecho sobre su paradero.

   A más de 30 años después de que un joven Luis Miguel cantara a su madre sobre el escenario "nada en este mundo vale nada si no estás, Marcela" durante un concierto en Buenos Aires, los medios argentinos sospecharon que Marcela no solo estaba viva, sino que sería una indigente que habitaba en las calles bonaerenses.

   fotonoticia_20180428200718-1137449_640

   Sin embargo, el periódico español 'El País' ha desmentido estas afirmaciones. La indigente que vive en las calles de Buenos Aires es Honorina Montes, una mujer española que desapareció hace casi tres décadas y a quien su familia dio por muerta antes de que la prensa de Buenos Aires la confundiera con la madre desaparecida del cantante.

¿QUIÉN ES HONORINA MONTES?

   'Nori', como la llamaban sus más allegados, es de un pueblo asturiano de 300 habitantes, pero un día repentino desapareció y tras dos años de intensa búsqueda, su familia decidió poner fin a esta desesperación y darla por muerta.

   Casi tres décadas después de perderle la pista, un pelotón de paparazzis chilenos y argentinos ha desvelado, involuntariamente, que Honorina, que ahora tiene 59 años, está viva.

   Al parecer, Honorina ha sido interrogada en numerosas ocasiones por la prensa, y en uno de los vídeos que recorren las redes, la asturiana divaga, con un aparente trastorno mental y asegura que "no soy la madre de nadie".

   

   El único hermano de Honorina Montes, Rubén Montes, denunció el pasado viernes su desaparición 26 años después de perderle la pista. Es el primer paso para activar un protocolo que movilice al consulado español en Buenos Aires y lo lleve a encontrar a la asturiana, informa 'El País'.