La NASA evalúa las biofirmas más prometedoras a buscar en otros mundos

Concepto de cómo podría ser la vida en un planeta distante
NASA
Publicado 26/06/2018 11:41:59CET

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La NASA ha reunido astrónomos, biólogos y geólogos para hacer balance de nuestro conocimiento en la búsqueda de vida en planetas distantes, y sentar las bases para avanzar en las ciencias relacionadas .

   La iniciativa ha sido denominada Nexus for Exoplanet System Science, or NExSS.

   "Estamos pasando de teorizar sobre la vida en otra parte de nuestra galaxia a una ciencia sólida que finalmente nos dará la respuesta que buscamos a esa pregunta profunda: ¿estamos solos?", dijo en un comunicado Martin Still, científico de exoplanetas de la NASA en la sede central de Washington.

   En un conjunto de cinco artículos de revisión publicados la semana pasada en la revista científica Astrobiology, los científicos de NExSS hicieron un inventario de los signos de vida más prometedores, llamados biofirmas.

   Consideraron cómo interpretar la presencia de biofirmas, si las detectamos en mundos distantes. Una preocupación principal es asegurar que la ciencia sea lo suficientemente fuerte como para distinguir un mundo viviente de un planeta estéril disfrazado como uno con vida.

   La evaluación surge cuando una nueva generación de telescopios espaciales y terrestres está en desarrollo. El Telescopio Espacial James Webb de la NASA caracterizará las atmósferas de algunos de los primeros planetas pequeños y rocosos. Otros observatorios, como el Telescopio Gigante de Magallanes y el Telescopio Extremadamente Grande, ambos en Chile, planean llevar instrumentos sofisticados capaces de detectar las primeras biofirmas en mundos lejanos.

   A través de su trabajo con NExSS, los científicos apuntan a identificar los instrumentos necesarios para detectar la vida potencial de futuras misiones de la NASA. La detección de las firmas atmosféricas de unos pocos planetas potencialmente habitables posiblemente llegue antes de 2030, aunque si los planetas son realmente habitables o si tienen vida requerirá un estudio más profundo.

CAMBIOS ESTACIONALES Y COLORES

   Como no podremos visitar planetas distantes y recoger muestras en el corto plazo, la luz que observa un telescopio será todo lo que tenemos en la búsqueda de vida fuera de nuestro sistema solar. Los telescopios pueden examinar la luz que se refleja en un mundo distante para mostrarnos los tipos de gases en la atmósfera y sus variaciones "estacionales", así como los colores como el verde que podrían indicar la vida.

   Este tipo de biofirmas se pueden ver en nuestra tierra fértil desde el espacio, pero los nuevos mundos que examinamos difieren significativamente. Por ejemplo, muchos de los planetas prometedores que hemos encontrado están alrededor de estrellas más frías, que emiten luz en el espectro infrarrojo, en lugar de las altas emisiones de luz visible de nuestro sol.

   "¿Qué aspecto tiene un planeta vivo?", dijo Mary Parenteau, una astrobióloga y microbióloga del Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley y coautora. "Tenemos que estar abiertos a la posibilidad de que la vida pueda surgir en muchos contextos en una galaxia con tantos mundos diversos, tal vez con vida de color púrpura en lugar de las familiares formas de vida dominadas por el verde en la Tierra, por ejemplo. Es por eso que estamos considerando una amplia gama de biofirmas ".

   Los científicos afirman que el oxígeno, el gas producido por organismos fotosintéticos en la Tierra, sigue siendo la biofirma más prometedora de la vida en otros lugares, pero no es infalible. Los procesos abióticos en un planeta también podrían generar oxígeno. Por el contrario, un planeta que carece de niveles detectables de oxígeno aún podría estar vivo, que fue exactamente el caso de la Tierra antes de la acumulación global de oxígeno en la atmósfera.

   "En la Tierra primitiva, no podríamos ver el oxígeno, a pesar de la vida abundante", dijo Victoria Meadows, astrónoma de la Universidad de Washington en Seattle y autora principal de uno de los periódicos. "El oxígeno nos enseña que ver o no ver una sola biofirma es una evidencia insuficiente a favor o en contra de la vida: en general, el contexto importa".

   En lugar de medir una característica única, los científicos de NExSS argumentan que deberíamos observar un conjunto de rasgos. Un planeta debe mostrarse capaz de soportar la vida a través de sus características y las de su estrella madre.

   Los científicos de NExSS crearán un marco que puede cuantificar cuán probable es que un planeta tenga vida, basándose en toda la evidencia disponible. Con la observación de muchos planetas, los científicos pueden comenzar a clasificar más ampliamente los "mundos vivos" que muestran las características comunes de la vida, frente a los "mundos no vivos".

   "No tendremos una respuesta 'sí' o 'no' para encontrar vida en otro lugar", dijo Shawn Domagal-Goldman, un astrobiólogo en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, y coautor. "Lo que tendremos es un alto nivel de confianza en que un planeta parece estar vivo por razones que solo pueden explicarse por la presencia de la vida".