Las ONG alertan de la vulnerabilidad de las niñas en situaciones de emergencia

Niñas en República Democrática del Congo
WORLD VISION/JON WARREN
Publicado 16/08/2018 14:39:08CET

   World Vision reclama protección urgente para 2,5 millones que han abandonado sus hogares en el este de África

   MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las niñas y adolescentes son un colectivo especialmente vulnerable cuando se trata de situaciones de pobreza y emergencia, han advertido este jueves varias ONG, que han puesto el foco en estas menores aprovechando la celebración del Día Mundial de la Ayuda Humanitaria el 19 de agosto.

   Plan Internacional ha señalado que las necesidades y los riesgos de las niñas suelen pasar desapercibidos en los planes de ayuda, por lo que ha considerado "imprescindible" que las instituciones públicas y sociales doten los programas no solo de fondos, sino también de un "enfoque de género".

   La directora de Incidencia Política de Plan, Emilia Sánchez, ha reclamado específicamente a la nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, que adopte "un liderazgo firme para defender los derechos de las niñas y adolescentes", víctimas de "los más terribles abusos".

   En contextos de emergencia y con la llegada de la primera menstruación aparece el riesgo de embarazo y de matrimonio forzado y aumenta el peligro de sufrir violencia física, especialmente sexual. Sin embargo, no todos los abusos llegan a conocerse.

   La coordinadora de programas en África Occidental y América Latina de Plan, Elisa Paz, ha lamentado que "muchas adolescentes sienten miedo, se aíslan o, si han sufrido algún tipo de abuso, no lo cuentan", mientras que otras ocasiones terminan convertidas en "instrumentos de guerra" y sufriendo "grandes traumas psicológicos".

   La ONG World Vision ha publicado un nuevo informe en el que precisamente reclama protección urgente para más de 2,5 millones de niñas que se han visto obligadas a huir de sus hogares en la zona este de África. Explotación y violencia, separación de sus familias, privación de servicios esenciales, reclutamiento por grupos armados, abuso sexual y matrimonio infantil son solo algunos de los abusos denunciados en el estudio 'Girls on the Move'.

"NO ES LA VIDA QUE QUIEREN"

   "Conocimos a muchas niñas en diez países distintos que se vieron obligadas a abandonar su educación porque fueron expulsadas de sus hogares debido a un conflicto o por un desastre natural", ha afirmado la directora de Advocacy de World Vision, Brenda Kariuki, al aludir a la situación de las desplazadas en Burundi, República Democrática del Congo, Etiopía, Kenia, Ruanda, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Tanzania y Uganda.

   Todos los niños coinciden en que "esta no es la vida que quieren", como ocurre en el caso de Faiza, que con 15 años fue secuestrada, violada y obligada a casarse con su violador tras un ataque a la aldea donde vivía en República Democrática del Congo. Durante sus dos años de cautiverio tuvo a una niña.

   "Mi vida se convirtió en una pesadilla, llena de problemas y de enfermedades. Sufrí mucho y en ocasiones, pensé en quitarme la vida", ha relatado Faiza, que tras dejar a su bebé atrás pudo escapar y, tras cruzar tres países, ha llegado a un campamento de refugiados en Kenia.

   Su historia de huida también la comparte Jackeline, de 14 años, que escapó por su cuenta de la guerra en Sudán del Sur y sintió que, una vez en Uganda, solo podía sobrevivir casándose. "Busqué un hombre y le pedí que se casara conmigo", explica.

   En Tanzania, Scola, de 16 años, también se vio obligada a adaptarse a su nuevo entorno para poder salir adelante. "Todavía creía que podía tener un futuro, una buena vida. Me volví sexualmente activa y comencé así a ganar algo de dinero", declara a World Vision.