Una ONG documenta malos tratos constantes, torturas psicológicas y humillaciones en una cárcel militar venezolana

Cárcel
PIXABAY
Publicado 07/02/2018 21:20:25CET

   CARACAS, 7 Feb. (Notimérica) -

   En el centro penitenciario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGIM) Boleíta, en Venezuela, los reclusos son sometidos a castigos, humillaciones, torturas psicológicas y malos tratos constantes.

   Así lo ha comunicado este martes la ONG Una Ventana a la Libertad en su informe 'Situación de los Derechos Humanos en los Centros de Reclusión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana'.

   En el documento, la ONG dedicada a los derechos humanos de los privados de libertad ha registrado denuncias sobre la aplicación de "castigos indiscriminados y torturas" en los calabozos.

   "Desde los golpes concentrados en determinadas partes del cuerpo, la colocación de sacos en la cabeza impregnados con polvillo de bomba lacrimógena hasta la inserción de tachuelas en la parte inferior de las uñas de las manos, los métodos se multiplican con la finalidad de obtener la información por medios distintos de la investigación policial", sostiene en su página web.

   Otra de las conclusiones del informe es la falta de atención médica en los centros penitenciarios. En las cárceles militares y civiles "son crónicas las fallas en los servicios de agua potable y la alimentación es deficiente", sostiene el documento.