La ONU enviará un equipo de expertos a la zona donde se produjo el vertido de Ecopetrol

A worker's shovel is covered with oil that leaked from a small oil tanker that s
REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS
Publicado 12/04/2018 20:03:57CET

   BOGOTÁ, 12 Abr. (Notimérica) -

   El Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha confirmado, mediante una carta enviada al Ministro de Medio Ambiente colombiano, Luis Gilberto Murillo, que enviará la próxima semana un equipo de expertos internacionales a la zona donde se produjo el vertido de crudo de un pozo de la empresa Ecopetrol.

   Este equipo de expertos visitará la zona cercana al pozo Lizama 158, en la localidad de Barrancabermeja, del departamento de Santander. Su objetivo será el de analizar la gravedad de la situación y tratar de encontrar una manera de reparar este desastre medioambiental.

   El director de PNUMA, Erick Solheim, ha indicado en la citada carta que "el equipo de expertos internacionales producirá una evaluación rápida de los impactos sociales, ambientales y humanitarios del derrame de petróleo".

   Además, este equipo de expertos concretará una serie de recomendaciones técnicas para responder, limpiar, recuperar y restaurar el área afectada, así como el mejor método para ayudar a la población.

   La Organización de Naciones Unidas (ONU) responde así a la petición que le hizo el Gobierno colombiano solicitando ayuda para luchar contra la situación de emergencia que está teniendo lugar en esta zona selvática del país.

   Según informan desde 'Prensa Latina', se calcula que desde que se produjo el derrame de crudo en la zona han muerto más de 3.000 animales y numerosas plantas y acuíferos se han visto contaminados. Además, la situación mantiene muy preocupados a los habitantes de la zona que temen que el río Magdalena pueda terminar contaminado también.

   La fuga de este pozo de la empresa Ecopetrol se produjo el pasado 3 de marzo. Ésta era una explotación que llevaba funcionando sin problemas 14 años pero ahora, con esta fuga, ha dejado escapar más de 20.000 barriles de crudo en plena selva.