Oxfam Intermón amonestó en 5 años a 4 empleados por conducta sexual inapropiada en América Latina y África

Ruedda de prensa Oxfam Intermón en Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 15/02/2018 13:27:23CET

   La ONG publicará anualmente los casos de acoso y abuso registrados y se abre a diseñar normas regulatorias con el sector y las administraciones

   MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Oxfam Intermón, la filial española de Oxfam, reportó cuatro casos de "mala conducta sexual" en África y América Latina por parte de miembros del personal de la organización en los últimos cinco años (desde 2012), de los cuales uno se refiere al pago de servicios sexuales a una persona adulta, aunque no con fondos de la ONG, y derivó en despido.

   Así lo han indicado, después de que el pasado fin de semana se conociera el escándalo de Oxfam Reino Unido en Haití, donde varios trabajadores contrataron a prostitutas, entre las que habría menores, con fondos de la ONG.

   En concreto, de los cuatro casos de Oxfam Intermón, dos fueron por comentarios con connotación sexual por parte de miembros del personal hacia otras trabajadoras, uno fue de acoso e intimidación a otra trabajadora y el último, vinculado con el pago por servicios sexuales a una persona adulta, que derivó en despido.

   Ninguno de los cuatro implicó a un menor y, en cuanto a las sanciones, los dos primeros derivaron en una amonestación formal --que consta en el expediente laboral--, mientras que en el caso de acoso e intimidación, cuando llegó la denuncia, el trabajador ya había salido de la ONG aunque también se hizo constar en su expediente, según han explicado este jueves 15 de febrero en rueda de prensa el director de Oxfam Intermón, José María Vera y la directora adjunta, Pilar Orenes.

   Desde 2012, Oxfam Intermón tiene un código ético que incluye un código de conducta de obligado cumplimiento, mecanismos de denuncia confidenciales y equipos especializados para prevenir, investigar y actuar "con contundencia", según han explicado. La filial española de Oxfam cuenta con 1.400 empleados y 1.700 voluntarios.

   "Llevamos mejorando años pero tenemos la firme voluntad de seguir mejorando y de enfrentar el acoso y el abuso sexual de una forma absolutamente radical", ha subrayado el director general de Oxfam Intermón, José María Vera.

   A raíz del caso de Oxfam Reino Unido en Haití, Vera ha anunciado que la confederación está preparando una serie de medidas para fortalecer los protocolos para combatir mejor estos casos de abusos y que las anunciarán en los próximos días. Sobre la dimisión de la directora adjunta de Oxfam, Penny Lawrence, consideran que es muy relevante y que se ha hecho con rapidez.

   En concreto, en el ámbito español, ha adelantado que están abiertos a diseñar medidas regulatorias tanto en el interior del propio sector como desde las administraciones públicas. "Somos conscientes de que es un desafío sectorial por lo que hay que abordarlo de forma conjunta para asegurar que se cierran más las puertas laborales a quien acose o abuse", ha precisado.

   Además, Oxfam Intermón ha anunciado que publicarán anualmente un resumen con los casos de acoso y abuso que hayan recibido, investigado y sancionado, aportando la información que les permita la Ley de Protección de Datos. Y ha añadido que están absolutamente dispuestos a que se plasme en aspectos regulatorios.

SISTEMAS DE AVISO EN EL SECTOR

   Oxfam Intermón también ha propuesto trabajar con el resto de ONG españolas y desde el punto de vista legislativo en un mecanismo que permita a todas las organizaciones del sector compartir información sobre los trabajadores que hayan sido despedidos de una ONG por un comportamiento inapropiado para que no vuelvan a ser contratados en el sector.

   Actualmente, según ha explicado el director general de Oxfam Intermón, cuando se produce un caso de acoso y abuso por parte de trabajadores de la ONG, Oxfam Intermón lo registra en su base de datos y puede dar referencias negativas si contactan con ellos desde otra organización con intención de contratar al trabajador, aunque no pueden aportar información sobre la casuística sino solo comunicar que en Oxfam no le volverían a contratar.

   Además, en cuanto a si estos casos se llevan ante la Justicia, Pilar Orenes ha indicado que en su protocolo está incluida la posibilidad de denunciar ante los tribunales pero ha puntualizado que depende de las dimensiones del caso y sobre todo de la vulnerabilidad de la víctima y de "asegurar que esa denuncia contribuye a la resolución del caso".

"SERIOS, PROFESIONALES Y COMPROMETIDOS"

   "Esta es una organización seria, profesional y muy comprometida, de una forma especial con los derechos de las mujeres. Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo en estos más de 60 años, con millones de personas, salvando vidas con riesgo de las nuestras, en situaciones absolutamente críticas", ha subrayado Vera.

   Por ello, aunque reconoce que esto afecta a la credibilidad del sector --1.200 personas se han dado de baja de Oxfam Intermón tras el escándalo de Oxfam Reino Unido en Haití--, se ha dirigido a los socios para asegurarles su compromiso de mejorar sus protocolos. En este sentido, han precisado que también están recibiendo muchos apoyos e incluso algún alta.

   "Estamos tristes e indignados por esta situación y de una forma especial por Haití. Cualquier caso de abuso o acoso sexual es absolutamente rechazable pero más aún cuando se produce sobre personas vulnerables, en una situación como una crisis humanitaria. Esto no representa a nuestra organización", ha insistido Vera.

   Sobre el caso del presidente del Patronato de Oxfam Internacional y exministro de Guatemala, Juan Alberto Fuentes, detenido por presunta corrupción, Vera ha destacado que en el momento en que fue seleccionado no había ningún indicio de investigación ni procesamiento y se le eligió por su "larga trayectoria en la lucha por la justicia social". Fuentes dimitió como presidente del Patronato de Oxfam tras saltar el caso.