Panorama de la reproducción asistida en Iberoamérica

 

Panorama de la reproducción asistida en Iberoamérica

Contador
Fecundación asistida
NOTIMÉRICA
 
Actualizado 18/06/2017 8:50:40 CET

   MADRID, 18 Jun. (Notimérica) -

   Alrededor de 48,5 millones de parejas en el mundo tienen problemas para concebir y existen cerca de 80 millones de personas con problemas de infertilidad. En las regiones más desarrolladas la tasa de fecundidad ha disminuido a los rangos mínimos necesarios para mantener la población, algo que también ha empezado a ocurrir en algunos países iberoamericanos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Frente a esto, el innovador procedimiento de fecundación in vitro surgió como una respuesta capaz de ayudar a miles de personas que no conseguían tener hijos por las vías tradicionales. A finales de 2017 se cumplen 40 años desde el primer caso con este tipo de tratamiento realizado por los doctores británicos Robert Edwards y Patrick Steptoe y en julio de 2018, el primer 'niño probeta' del mundo, Louise Brown, cumplirá 40 años.

En la región iberoamericana se han realizado al menos 37.893 ciclos de reproducción asistida, generando 13.696 embarazos, 10.318 donaciones de espermas y el nacimiento de 13.879 bebés. Las mujeres de entre 35 y 36 años son quienes mayoritariamente llevan a cabo este tipo de tratamiento(un 40 por ciento del total); realizándose el 31 por ciento de ellos en mujeres de más de 40 años.

   La reproducción asistida es una técnica que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero. Una fertilización in vitro con óvulos propios logra entre el 50 por ciento y 60 por ciento de embarazos por cada intento, según la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (REDLARA).

   En Iberoamérica, el país con un mayor acceso al tratamiento es Brasil con un registro de 242 ciclos de reproducciones asistidas por cada millón de habitantes, seguido por Argentina con 82 ciclos.

   

   Las técnicas de reproducción asistidas cuestan entre $600 y $12.000, dependiendo de si se requieren técnicas de alta o baja complejidad, de acuerdo con REDLARA.

TRATAMIENTOS GRATUITOS

   Desde hace años, algunos países de la región han implementado diversas medidas para fomentar la natalidad y una de ellas ha sido ampliar el acceso a los tratamientos de reproducción asistida, tomando en cuenta que en el pasado, estos tratamientos solo estaban al alcance de las personas con mayor poder adquisitivo.

   Argentina fue el primer país de Iberoamérica en crear una ley para garantizar el acceso gratuito a tratamientos de reproducción asistida, a través del acceso ilimitado de sus ciudadanos a un nuevo tipo de derecho: el de la fertilidad.

   En Uruguay se siguió este modelo ampliando un proyecto de ley para que los ciudadanos tengan derecho a la reproducción asistida a través del financiamiento del mismo. Este subsidio solo respalda el primer intento, la cobertura por el segundo y tercer intento le pertenecen a los interesados.

   Chile se destaca por tener la tecnología más avanzada para los tratamientos de reproducción asistida, aunque para acceder a la mayoría de ellos las parejas interesadas son las que deben pagarlo.

   

VACÍOS LEGALES

   En la mayoría de los países de la región se ha legislado la reproducción asistida para la correcta aplicación del tratamiento, pero todavía existen lugares en donde el proceso no es totalmente claro.

En México la ley no regulariza las técnicas de este proceso y por lo tanto existe un vacío legal entre lo que se puede y no practicar. Las clínicas que aplican estos tratamientos se rigen por la Ley General de Salud y un reglamento o ley secundaria sobre investigación en seres humanos que permite la experimentación en mujeres embarazadas, embriones y fetos si se tiene su consentimiento y si se siguen las pautas éticas establecidas por las autoridades, de acuerdo al Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

 

NUEVOS AVANCES

   El año pasado la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó a Costa Rica restablecer la aplicación de la reproducción asistida --que estaba prohibida desde el año 2000-- alegando la vulneración del derecho a la vida privada y familiar de las parejas.

   María José es la primera bebé que nació en Costa Rica gracias a este proceso y hay 53 parejas que esperan sus hijos tras recibir con éxito el tratamiento en el Centro Fecundar.

foto 1

   También se destaca el avance médico que ha surgido a partir de la investigación del biólogo peruano Carlos Duarte y su equipo que desarrollaron una nueva técnica que ayuda a superar la infertilidad masculina, gracias a la selección de espermatozoides sin fragmentación de su ADN espermática, denominada Potencial Z.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies