El Papa, ante el clero de Perú: "Las divisiones y las guerras las vivimos también dentro de nuestras comunidad"

El Papa con indígenas en Perú
REUTERS / HENRY ROMERO
Actualizado 21/01/2018 8:08:23 CET

ROMA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha hecho un llamamiento a la "unidad" frente a un mundo "fragmentado" que empuja al aislacionismo y ha lamentado que esta separación también está "dentro" de las comunidades eclesiales, durante un encuentro con sacerdotes, religiosos y seminaristas de las 11 circunscripciones eclesiásticas del norte del Perú.

"Las divisiones, guerras, aislamientos, los vivimos también dentro de nuestras comunidades, ¡y cuánto mal nos hacen!", ha exclamado Francisco.

Francisco ha hecho estas consideraciones en el Colegio Seminario San Carlos y San Marcelo, un centro de educación de nivel primaria y secundaria de la ciudad de Trujillo, fundado el 04 de noviembre de 1625.

Al clero de Perú le ha pedido que sea "artífice de comunión y de unidad" pero ha precisado que esto no significa que todos deban "pensar" o "hacer todos lo mismo", sino "valorar los aportes, las diferencias, el regalo de los carismas" dentro de la Iglesia católica.

"Jesús nos envía a ser portadores de comunión, de unidad, pero tantas veces parece que lo hacemos desunidos y, lo que es peor, muchas veces poniéndonos zancadillas", ha lamentado.

De este modo, ha instado a los religiosos a no caer "en la trampa de una autoridad que se vuelva autoritarismo por olvidarse que, ante todo, es una misión de servicio". El Papa ha explicitado que "nadie se salva solo" y ha invitado a rechazar actitudes propias de "hijo único que quiere todo para sí, porque no tiene con quién compartir".

"Dios tiene olfato y sabe distinguir entre el funcionario de lo sagrado y el servidor agradecido", ha añadido.

Por otro lado, también ha reclamado a aquellos que tienen que ocupar misiones en el servicio de la autoridad que "no se vuelvan autorreferenciales". "Traten de cuidar a sus hermanos, procuren que estén bien porque el bien se contagia", ha subrayado.

Otra realidad que se contagia, según el Pontífice, es la fe en Jesús, de la que ha dicho que "no puede confinarse ni encerrarse". "Aquí se encuentra la fecundidad del testimonio: los discípulos recién llamados atraen a su vez a otros mediante su testimonio de fe, del mismo modo que en el pasaje evangélico Jesús nos llama por medio de otros", ha sentenciado.

MESIANISMOS

El Papa también ha alertado de "los mesianismos" de aquellos que se creen "demasiado importantes, demasiado ocupados" y ha renovado el impulso misionero. "Es típica en algunas regiones escuchar: 'No, a esa parroquia no vayas porque el padre siempre está muy ocupado'. Juan el Bautista sabía que su misión era señalar el camino, iniciar procesos, abrir espacios, anunciar que Otro era el portador del Espíritu de Dios. Ser memoriosos nos libra de la tentación de los mesianismos", ha añadido.

Sobre esto ha incidido en que el religioso, sacerdote, consagrada, consagrado es una persona "memoriosa, alegre y agradecida", un "trinomio" que sirve para "configurar y tener como armas frente a todo disfraz vocacional".

LA RISA

Para el Papa, estas tentaciones se combaten de muchos modos, pero también "con la risa". Por ello, ha invitado a los religiosos a "aprender a reírse sí mismos" para tener "la capacidad espiritual" de estar delante del Señor "con los propios límites, errores y pecados, pero también aciertos".

"¡Hermanos, rían en comunidad, y no de la comunidad o de los otros! Cuidémonos de esa gente tan pero tan importante que, en la vida, se ha olvidado de sonreír", ha exhortado.