El Papa: "Nuestro Dios es el Dios de las sorpresas"

El Papa Francisco en la plaza de San Pedro del Vaticano
REUTERS - Archivo
Publicado 01/04/2018 12:27:28CET

ROMA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha subrayado que el Dios cristiano es el Dios "de las sorpresas" que tocan "el corazón" y llegan adonde nadie se lo espera en la misa solemne del Domingo de Resurrección, que oficia el papa Benedicto XVI, la ceremonia más importante para los católicos de Semana Santa, tras la cual leerá el Mensaje Pascual e impartirá la bendición "Urbi et Orbi", a la ciudad de Roma y a todo el mundo.

"Los anuncios de Dios son siempre sorpresas, porque nuestro Dios es el Dios de las sorpresas. Dios no sabe hacer un anuncio sin sorprendernos. Como se diría en el lenguaje de los jóvenes, la sorpresa es un golpe bajo porque no te lo esperas", ha subrayado el pontífice en una homilía pronunciada de forma espontánea.

Además, ha explicado las actitudes ante la Buena noticia que toman los distintos discípulos. "Las mujeres --ha dicho-- corren, se ponen en camino en seguida". Frente a esta actitud de ir deprisa ha subrayado que hay quien "se toma un poco de tiempo porque no quiere arriesgarse". "Como Santo Tomás, que dice: 'yo lo creeré cuando veré las plagas'", ha manifestado mientras que ha añadido que el Señor "tiene paciencia para los que no van tan deprisa". Finalmente ha propuesto una pregunta a los fieles: "¿Estoy con el corazón abierto a las sorpresas de Dios?, ¿soy capaz de ir deprisa? O más bien, digo 'mañana, mañana'".

La eucaristía ha sido concelebrada con numerosos cardenales, obispos y sacerdotes y las lecturas y plegarias se han realizado en nueve idiomas, entre ellos español, portugués, árabe y hebreo.

La plaza vaticana está adornada con miles de flores, en su mayoría amarillas y blancas, los colores del Vaticano. También han sido colocadas composiciones florales con claveles, lirios, flor del manzano y tulipanes, todas ellas procedentes, como ya es tradición, de Holanda.

El Mensaje Pascual pondrá fin a los ritos de la Semana Santa. La misa se ha celebrado pocas horas después de que esta medianoche celebrara en la basílica de San Pedro la Vigilia Pascual.