El papa insta a la Iglesia chilena a desterrar la "cultura del abuso y encubrimiento"

El Papa Francisco en una conferencia con obispos
REUTERS
Actualizado 01/06/2018 8:33:45 CET

   ROMA, 31 May. (EUROPA PRESS) 

   El papa ha instado a la Conferencia Episcopal de Chile desterrar la "cultura del abuso y encubrimiento" y a "generar espacios donde la cultura del abuso y del encubrimiento no sea el esquema dominante", en una carta que fue difundida por los medios del país austral.

   "La cultura del abuso y del encubrimiento es incompatible con la lógica del Evangelio ya que la salvación ofrecida por Cristo es siempre una oferta (...) Nunca es por coacción ni obligación sino por servicio", ha señalado Francisco en la misiva que envió después de abordar cara a cara con los 34 sacerdotes que viajaron al Vaticano el tema de los abusos sexuales cometidos durante décadas por el cura Fernando Karadima.

   Después de esa reunión, los obispos decidieron poner sus cargos a disposición de Francisco, lo que será evaluado durante las próximas semanas por Francisco.

   El pontífice ha manifestado asimismo que el tiempo actual es "de escucha y discernimiento para llegar a las raíces que permitieron que tales atrocidades se produjeran y perpetuasen" y encontrar soluciones al "escándalo de los abusos" no solo con medidas de contención sino con todas las necesarias para abordar el problema en su complejidad.

   "El 'nunca más' a la cultura del abuso, así como al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, exige trabajar entre todos para generar una cultura del cuidado que impregne nuestras formas de relacionarnos, de rezar, de pensar, de vivir la autoridad; nuestras costumbres y lenguajes y nuestra relación con el poder y el dinero", ha especificado el papa.

   Por su parte, la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) ha señalado que recibió la carta del Papa con "profunda gratitud", al tiempo que ha exhortado "a los laicos, laicas y personal consagrado de la Iglesia en Chile a entrar en sintonía" con lo que el Papa pide en su carta para "suscitar caminos de solución y superar la cultura del abuso y del encubrimiento".

   "Por este motivo, este mensaje del Santo Padre ha de difundirse ampliamente en nuestras comunidades y constituirse en objeto de atenta meditación personal y comunitaria en todas las instancias eclesiales, para que oriente efectivamente nuestro servicio pastoral", ha expresado el episcopado chileno.

   Además, ha agregado que se encuentra trabajando "en una propuesta global frente a la situación de la Iglesia en Chile" como medidas como un rediseño de las funciones del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas "para que pueda asumir otras tareas de las que hasta ahora ha desempeñado".

   El Vaticano ha anunciado además que el Papa enviará de nuevo a Chile al arzobispo de Malta y experto en abusos sexuales, Charles Scicluna, y al sacerdote español Jordi Bartomeu. En concreto, visitarán la diócesis de Osorno, donde se encuentra el obispo Juan Barros, acusado de encubrimiento y cuestionado por los fieles.