'El Pentágono de la Amapola', donde se enfrentan los cárteles mexicanos

Mapa México
GOOGLE
Actualizado 25/05/2018 11:35:21 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 24 May. (Notimérica) 

   La Unión de Comisarios por la Paz y el Desarrollo del estado mexicano de Guerrero, integrada por campesinos, solicitaron a los candidatos a la Presidencia de México que legalizaran la siembra de amapola, a la que se dedican desde hace más de cuatro décadas a pesar de ser una actividad ilegal.

   Estos trabajadores viven dentro del llamado "Pentágono de la Amapola", una zona que engloba 21 municipios, los principales son Iguala, Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo y Coyuca de Catalán. Todos ellos forman parte de la cadena del mercado de las drogas en la entidad. Los territorios que están en las partes altas tienen un clima propicio para la siembra y su ubicación de difícil acceso es importante para la instalación de narcolaboratorios.

   Mientras que otros, los más cercanos al mar, presentan condiciones idóneas para el embarque de la mercancía. Otros son idóneos para el trasiego.

   Esta zona dominada por grupos criminales locales se ha convertido en el nuevo oro codiciado para los cárteles mexicanos, ya que aquí se estima que se produce entre el 40% y el 60% de la amapola del país, el insumo básico para la producción de heroína.

   Debido a las condiciones climáticas, la falta de accesos a las carreteras, la dificultad del terreno, la pobreza y la falta de opciones han convertido a esta zona en el principal proveedor de la heroína que llega hasta Estados Unidos.

   "Varias veces llega gente con sacos de semilla de amapola, los de las bandas locales los reparten y se empieza a sembrar. En el invierno una sola persona puede recoger por un día hasta 300 gramos de goma de opio (que la sacan del bulbo de la amapola) que les pagan hasta en 4.000 pesos (unos 205 dólares)", ha señalado a 'Infobae' uno de los representantes de una comunidad llamada Filo de Caballos, en una zona de la sierra donde se produce amapola y fentanilo.

El PENTÁGONO DE LA AMAPOLA

   "El Pentágono de la Amapola" compite con el llamado "Triángulo Dorado", la región comprendida entre los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango, históricamente dominada por el Cártel de Sinaloa y que en los últimos años se han convertido en una zona de disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

   Este sector tiene dos importantes puntas de lanza, una de ellas es Acapulco y la otra, la capital del estado, Chilpancingo. La primera es un importante punto de embarque y venta, por su alta afluencia de turistas extranjeros. La segunda es un punto de trasiego para los cárteles que pueden moverse con suma facilidad.

   Sin embargo, una peculiaridad que presenta la zona es que está controlada por pequeños grupos locales que han impedido que los grandes cárteles entren a tomar el control de la región.

   México se ubicó, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como el tercer productor mundial de amapola para generar opioides, entre los que se destaca la heroína.