Piden al Gobierno de Colombia proteger el Amazonas con más de un millón de firmas

An area deforested by illegal gold mining is seen in a zone known as Mega 13, at
REUTERS / STRINGER PERU
Publicado 28/02/2018 23:42:11CET

   BOGOTÁ, 28 Feb. (Notimérica) -

   Un grupo de niños y líderes indígenas hizo entrega el pasado martes al viceministro del Interior colombiano, Luis Ernesto Gómez, de más de un millón de firmas exigiendo a la Administración proteger la Amazonia colombiana.

   A través de la plataforma digital AVAAZ.org los grupos indígenas consiguieron pedir ayuda y lograron recabar apoyos de personas de todo el mundo para luchar contra la deforestación del Amazonas. Del más de un millón de firmas, unas 23.000 pertenecían a ciudadanos colombianos según ha informado 'Caracol Radio'.

   Por su parte, el viceministro confirmó que el Gobierno está preparando un plan para ampliar la protección del ecosistema amazónico del país.

   Entre algunas de las medidas que están barajando, Gómez destacó las más de un millón de hectáreas que recientemente el presidente, Juan Manuel Santos, ha adjudicado al Parque Nacional Chiribiquete, del cual además una importante parte se dejó bajo la organización de pueblos indígenas.

   El funcionario explicó también que el Gobierno está preparando un decreto que creará "áreas no municipalizadas" en las que se brindará mayor autonomía a los pueblos indígenas para la protección de sus tierras y que afectará especialmente a "estos departamentos amazónicos que tienen grandes extensiones de tierra, pero muy poca presencia institucional".

   "La paz entre nosotros va a ser muy complicada si no hay paz con el ambiente. Tenemos que dejar de ser tan egoístas y cuidar más nuestra casa para dejarle algo a las futuras generaciones. Es el momento de un cambio", le dijo en la reunión la niña indígena Lolita Álvarez al viceministro, según ha informado la agencia 'Xinhua'.

   La necesidad de actuar es apremiante en Colombia y en otras muchas zonas del planeta. En el país sudamericano por ejemplo, en 2016 se destruyeron 170.000 hectáreas de bosque virgen y, en 2017, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (IDEAM) alertó durante todos los trimestres de un fuerte aumento de la deforestación.