¿Por qué los popotes o pajitas son un peligro para el planeta?

Pajitas
PIXABAY
    
Actualizado 10/07/2018 19:05:16 CET

   MADRID, 10 Jul. (Notimérica) -

   Lo que hace algunos años surgió como un producto higiénico, práctico, versátil y desechable se ha convertido en un peligro para el planeta, el cual, en sus distintas versiones, amenaza a miles de especies, a los ecosistemas y obliga a la humanidad a generar conciencia y cambios para revertir el grave problema que este producto crea. Hablamos de las pajitas o también llamadas popotes.

   Estos productos hechos de plástico están invadiendo el planeta Tierra. Su presencia tapa desagües, inunda calles y, lo peor, crea problemas de salud y pone en riesgo la vida de miles de especies animales.

  tortuga

   Es por ello que la Unión Europea se plantea prohibir los platos, cubiertos, bastoncillos y pajitas, o también llamadas popotes en Latinoamérica.

   "Su impacto es terriblemente contaminante porque la mayoría de los plásticos que desechamos no se reciclan como deberían y se van acumulando cada vez más y terminan en los océanos. Ya tenemos noticias de esa gran isla de plástico que existe entre Europa y América del Norte", comentó la doctora en Biología del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gabriela Jiménez Casas.

DATOS 'PLASTIFICANTES'

   De acuerdo con datos de la ONU, el año pasado se produjeron cerca de 300 millones de toneladas de plástico y se estima que para el 2050 la población mundial llegará a los 9.700 millones de personas, lo que aumentaría drásticamente el problema de la contaminación.

   Los popotes de plástico o pajitas, pequeños y livianos tubos que en su inicio resolvieron la "necesidad" de sorber algún líquido, hoy amenazan los ecosistemas costeros y marinos, razón por la cual el 23 de febrero de 2017 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzó la campaña #MaresLimpios, en Bali, Indonesia.

   

   En México, por ejemplo, el consumo de refresco es elevado; en promedio, cada mexicano ingiere 163 litros de refresco al año, lo que representa la generación de 450.000 toneladas de plástico. También, el uso de agua embotellada representa un problema. En 2014, se consumieron 234 litros por persona, lo que generó 21 millones de botellas de PET al día, de lo cual solo se recicló 20 por ciento.

NO A LOS POPOTES

   Los hay de todos los estilos y son accesibles y económicos, sin embargo son un peligro para el medio ambiente. ¿Cuánto usamos una pajita? 10 minutos. ¿Cuánto tiempo tarda en degradarse? Entre 300 y 500 años.

straws-627079_1280

   Parece que este objeto sea más higiénico que beber directamente del vaso, sin embargo, en el momento en el que el popote entra en contacto con el líquido se contamina, explicó la investigadora de la UNAM.

  tortuga 1

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

   "Tenemos que rechazar plásticos en los establecimientos y los que lleguemos a usar tirarlos donde se deben tirar para que vayan al reciclado. Este tipo de plásticos tardan en degradarse entre 100 y 300 años, el unicel entre 300 y mil años. Y emplear las 5 erres (5R): reducir, reutilizar, reciclar, rechazar y reparar". Indicó la experta, según recoge 'Reporte Indigo'.

   El problema de la contaminación por plástico ya está. Ahora mismo estamos viviendo sus consecuencias. La pregunta es ¿qué estamos haciendo para combatirlo? La responsabilidad es de todos. Debemos empezar por acciones individuales para cuidar el medio ambiente y así garantizar nuestra supervivencia y la de miles de especies en la Tierra.

Contador