Un preso argentino en cadena perpetua por feminicidio mata a su novia desde prisión

 

Un preso argentino en cadena perpetua por feminicidio mata a su novia desde prisión

Violencia genero
HTTP://WWW.ALIANZAPORLASOLIDARIDAD.ORG/
Publicado 09/01/2017 20:43:09CET

   BUENOS AIRES, 9 Ene. (Notimérica) -

   El argentino Gabriel Herrera se encontraba en prisión por el robo de un banco cuando, en 2006, fue condenado a cadena perpetua en una cárcel de la Provincia de Salta (Argentina) por ahorcar a su pareja con una camiseta, durante una visita íntima a la cárcel. Once años después, este 5 de enero, esta situación se ha vuelto a repetir.

   Cuando su novia de 19 años le fue a visitar a prisión, este la apuñaló en su celda, frente al bebé de dos meses hijo de ambos. Tras este segundo feminicidio, confesó su asesinato a uno de los guardias y le entregó al niño.

   Argentina lleva semanas siendo la protagonista de la lacra de la violencia de género. El pasado 22 de diciembre Henry Coronado, otro preso en una cárcel argentina, pena que cumplía por el asesinato de su amante, mató a su esposa ahorcándola con sus manos.

   El Gobierno de Salta ha anunciado la apertura de una investigación "para determinar la posible responsabilidad que pudo haber habido en el sistema", según la ministra de Derechos Humanos y Justicia de Salta, Pamela Calletti, como publica 'El País'.

   Por lo pronto, el responsable de la cárcel de Villa las Rosas, en la que se produjo el crimen, ha sido separado de su cargo. También se investiga cómo Herrera se hizo con el arma homicida, un punzón de carpintería.

   La relación del preso y de Andrea Niri, la joven de 19 años asesinada por este, se gestó en la cárcel, según ha declarado el fiscal del caso, Pablo Rivero, en el canal 'TN'. La chica visitaba a un familiar cuando conoció a Herrera, 20 años mayor que ella. Mantuvieron una relación durante meses que culminó con el nacimiento de su hijo, a quien ella llevaba prisión para que conociese a su padre.

   "Este hecho nos pone en alerta. La idea es saber si existieron no solo responsabilidades individuales, sino también sistémica", ha declarado Calletti.

   Este es un caso más de las decenas de feminicidios que se suceden al año en Argentina, país en el que una mujer es asesinada, por el simple hecho de ser mujer, cada 30 minutos. Los datos del Registro Nacional de Feminicidios de la Corte Suprema de Justicia desvelan que en 2015 fueron perpetrados 253 en todo el país país.

   Esta cifra ha sido criticada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) por dejar fuera aquellos casos en los que el asesino se suicida, aproximadamente un 20 por ciento de ellos, y en los que las víctimas son personas transexuales que no han oficializado su cambio de género.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies