Primer caso de fiebre amarilla en Bolivia después de diez años sin reportes

 

Primer caso de fiebre amarilla en Bolivia después de diez años sin reportes

FIEBRE AMARILLA
REUTERS
Actualizado 10/02/2017 18:41:28 CET

   LA PAZ, 10 Feb. (Notimérica) -

   El Ministerio de Salud de Bolivia ha confirmado el primer caso de fiebre amarilla en Bolivia después de diez años de no haberse reportado. Se trata de un ciudadano dinamarqués que se encontraba de paso por la localidad boliviana de Caranavi y dio positivo a los análisis que se le practicaron.

   El director Nacional de Salud, Rodolfo Rocabado, ha informado que "después de 10 años se confirma un caso de fiebre amarilla. Se trata de un extranjero que ingresó a la selva (de Caranavi) y al parecer fue ahí donde adquirió el virus. Un equipo de técnicos del ministerio se despliega para reforzar la vigilancia y el control (en la zona)", según ha informado 'La Razón'.

   La persona infectada habría llegado a Bolivia hace un mes y ha presentado diversos síntomas de la enfermedad por lo que el personal del Hospital de Caranavi ha enviado varias muestras al laboratorio del Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de la ciudad de Santa Cruz, y los resultados dieron positivos.

   La directora del hospital de Caranavi, la doctora Pamela Rojas, ha afirmado que "se ha declarado la emergencia sanitaria en la zona, mientras que el enfermo fue dado de alta y ha sido trasladado a Chile para recibir un tratamiento especial. Por el momento, no existen otros casos sospechosos", ha expresado Rojas.

   Este viernes se trasladará a Caranavi un grupo de profesionales entomólogos, bioquímicos y de otras especialidades para proceder con la investigación pertinente e iniciar la campaña de vacunación.

FIEBRE AMARILLA

   La fiebre amarilla es una enfermedad viral aguda infecciosa causada por un virus del género Flavivirus amaril que causa hemorragias y puede derivar en la muerte. Es transmitida por mosquitos infectados. África y la zona norte de Sudamérica es donde se propaga con más intensidad. Instituciones internacionales de salud reportan 30.000 muertes al año por este mal.

   En Brasil, las autoridades sanitarias han confirmado que el pasado 26 de enero había 84 casos confirmados, cifra que el pasado jueves ha subido a 138, lo que supone un incremento de un 39,1 por ciento en sólo siete días.

   El de Minas Gerais es también el mayor brote de fiebre amarilla registrado en el estado, tal y como aseguró el subsecretario de Vigilancia y Protección de la Salud, Rodrigo Said, la semana pasada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies