La Procuraduría de Colombia denuncia la vuelta de las 'casas de pique', usadas para torturar y matar

El nuevo procurador general de Colombia, Fernando Carrillo.
REUTERS - Archivo
Publicado 03/05/2018 20:47:43CET

   BOGOTÁ, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   El procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, ha denunciado este jueves la vuelta de las 'casas de pique', usadas para torturar y matar, y en concreto su incidencia en la ciudad de Tumaco, en el marco de la ola de violencia que se ha desatado en el país tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y la extinta guerrilla de las FARC.

   Las 'casas de pique' surgieron y se multiplicaron en Buenaventura, cuya ubicación a orillas del océano Pacífico convirtió durante años a la ciudad en base de grupos criminales, guerrilleros y paramilitares que las usaban para torturar y matar a sus víctimas que a veces aparecían descuartizadas a modo de mensaje para los habitantes locales.

   El fenómeno de las 'casas de pique' se creía ya erradicado de Buenaventura y de otras localidades donde se imitaron. Sin embargo, Carrillo ha informado de que han detectado nuevas 'casas de pique' en Tumaco, otro puerto pacífico, a través de varias denuncias documentadas.

   "Hemos identificado zonas donde es posible que haya 'casas de pique'. Allí torturan y descuartizan personas. Someten a niños a trabajos de recuperación y trasteo de cadáveres. Es un fenómeno macabro para disciplinar a la gente", ha dicho, según informa la prensa local.

   Carrillo ha indicado que "hay 22 barrios afectados por dinámicas violentas derivadas de la disputa por el control del territorio entre grupos armados que nacieron con la desmovilización de las FARC y otros grupos criminales" para adueñarse de los antiguos negocios de la guerrilla, entre los que destaca el narcotráfico.

   El vicepresidente, Óscar Naranjo, ha prometido acciones contundentes. "Es desalentador que después de un año de constantes visitas a Tumaco no hayan cambios sustanciales", ha admitido.