Una proteína fuera de las células potencia las señales de crecimiento del cáncer de mama

Comparación de tumores y tejido mamario sano
SAMPAYO ET AL., 2018
Publicado 06/07/2018 15:13:22CET

   MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación revela cómo una proteína adhesiva llamada fibronectina promueve la actividad del estrógeno en las células del cáncer de mama. El estudio, 'La fibronectina rescata el receptor de estrógeno alpha de la degradación lisosómica en células de cáncer de mama', que se publica este viernes en el 'Journal of Cell Biology' (JCB), fue dirigido por Rocío Sampayo, estudiante de doctorado en el laboratorio de la doctora Marina Simian, en el Instituto de Nanosistemas, la Universidad Nacional de San Martín y el Instituto "Ángel H. Roffo" de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina.

   En conjunto, esta investigación muestra un nuevo mecanismo de señalización del receptor de estrógenos regulado por fibronectina. Los investigadores descubrieron que la exposición a fibronectina prolonga la actividad de los receptores de estrógeno en las células de cáncer de mama.

   La hormona estrógeno juega un papel clave en el desarrollo de células sanas y, en muchos casos, células cancerosas. El estrógeno se adhiere a los receptores celulares de estrógeno, que promueven el crecimiento y la supervivencia de las células. Pero demasiada actividad del receptor de estrógeno puede hacer que las células proliferen rápidamente, lo que lleva al crecimiento del tumor. Alrededor del 75 por ciento de los cánceres de mama se consideran receptores de estrógeno positivos porque el estrógeno hace que esos cánceres se propaguen, señala Sampayo.

   A medida que las células cancerosas comienzan a invadir el tejido circundante, encuentran la proteína pegajosa fibronectina. "En la glándula mamaria normal, las células epiteliales no están en contacto con la fibronectina", explica Sampayo. La fibronectina es parte de la matriz extracelular, la red de proteínas y moléculas que rodea las células. En los tumores, la producción de esta red circundante a menudo no se regula. Investigaciones anteriores han demostrado que los altos niveles de fibronectina y su receptor beta1-integrina se correlacionan con una menor supervivencia del cáncer de mama, pero no se sabía por qué.

   En el estudio actual, Sampayo y sus colegas descubrieron que la fibronectina eleva la actividad de los receptores de estrógeno en las células de cáncer de mama. Descubrieron que cuando las células de cáncer de mama están rodeadas de fibronectina, los receptores de estrógeno evitan su destrucción por los lisosomas (unidades de eliminación de basura celular) y pueden seguir impulsando el crecimiento de las células cancerígenas. "Esto permitiría que las células de cáncer de mama se vuelvan resistentes a los fármacos comunes de terapia endocrina que se dirigen al receptor", dice Sampayo.

   Su investigación sugiere que la terapéutica que interfiere con la influencia de la fibronectina en el receptor de estrógeno podría ayudar a tratar los cánceres de mama resistentes a los medicamentos. Este trabajo también revela cómo la red de proteínas que rodea los tumores puede influir en la progresión del cáncer.

Contador