¿Quién fue la primera periodista de México?

Leona Vicario, la primera mujer periodista de México
NOTIMÉRICA/ WIKIPEDIA
Actualizado 21/08/2018 8:44:31 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 21 Ago. (Notimérica) -

   El periodismo siempre ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de los grandes movimientos sociopolíticos de la historia. En México, la labor de los comunicadores durante la Guerra de Independencia (1810-1821) fue esencial para el triunfo de la libertad.

   Los ciudadanos autóctonos lucharon contra el dominio que los colonos españoles habían impuesto sobre ellos 300 años antes. Muchos de los que combatieron contra el ejercito realista formaban parte de los criollos más adinerados de la época. Entre ellos, destacó la insurgente Leona Vicario, también conocida como 'La Madre de la Patria', quien gracias a su colaboración en diferentes periódicos insurrectos se consagró como la primera periodista de México.

   Leona formaba parte del grupo de criollos revolucionarios 'Los Gudalupes'. Junto a ellos luchó en el campo de batalla y desde allí, escribió las crónicas que posteriormente se publicaron en periódicos como el Ilustrador Americano o el Ilustrador Nacional. Por ello, también es considerada la primera corresponsal de guerra del país azteca. La elevada e inusual educación que la mexicana recibió a lo largo de su infancia por parte de sus padres fue la clave de su éxito.

   

   

Intro - El Juicio de Leona Vicario from Erasto Antonio Espinosa Sosa on Vimeo.

   Tras la declaración de independencia de México, fundó el Federalista Mexicano. En su propio periódico sufrió varias discriminaciones sexistas entre las que destacaron las realizadas por Lucas Alamán, historiador y compañero de Leona. Después de un duro ataque en el que éste discriminaba la labor de las mujeres durante el proceso de emancipación, Leona le dio una gran lección de moral, propia de una feminista del siglo XXI.

   Alamán sostenía que las mujeres habían luchado durante el conflicto por el simple hecho de que amaban a los hombres. A esto Leona le contestó: "Todo México supo de mi fuga de una prisión y que ésta no la originó el amor, sino el haberme apresado por un correo que mandaba yo a los antiguos patriotas. Confiese usted que no sólo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres. Ellas son capaces de todos los entusiasmos y los deseos de la gloria y de libertad de la patria, no les son unos sentimientos extraños".

   Finalmente, en 1842 Leona moría pasando a ser una leyenda no solo para la historia del periodismo, sino también para las mujeres alrededor del mundo.

   

   

LEONA VICARIO from iqeb on Vimeo.