Ratifican la pena al feminicida de Chiara Páez, crimen que originó en Argentina el movimiento #NiUnaMenos

NI UNA MENOS
TELAM
Actualizado 05/03/2018 12:47:39 CET

   BUENOS AIRES, 5 Mar. (Notimérica) -

   A pocos días de que se celebre el Día Internacional de la Mujer, el crimen que impulsó uno de los movimientos feministas y por los derechos de las mujeres en todo el mundo, #NiUnaMenos, ha visto ratificada su sentencia.

   El asesino de Chiara Páez, de 14 años de edad y embarazada de dos meses, deberá pasar 21 años y medio de prisión, la condena impuesta contra Manuel Ignacio Mansilla en primera instancia. Después de revisar el caso, tres jueces de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rosario ha confirmado la pena --de dos años menos que lo solicitado por la Fiscalía--.

   En un primer momento, el juez de Menores de Venado Tuerto, Javier Prado, había condenado al joven a 21 años y medio de prisión al considerar "espeluznante" el homicidio agravado por femicidio, recoge el diario 'Clarín'.

   Asimismo, en la resolución del juicio, emitida el pasado mes de septiembre, el magistrado mencionaba la "falta de un sincero arrepentimiento" por parte del asesino, así como la "no evidencia de culpa o sufrimiento".

   Chiara Páez fue vista por última vez el domingo 10 de mayo de 2015. Había quedado con unas amigas, pero nunca llegó a reunirse con ellas. Por ello, tras la denuncia de sus familiares, comenzó la búsqueda de la joven, cuyo cuerpo fue finalmente hallado enterrado en el fondo la casa de los familiares de su novio, Manuel Ignacio Mansilla, de entonces 16 años.

   Poco antes de que encontraran el cuerpo de Chiara, Mansilla había acudido con su padre a una comisaría para confesar el crimen. Según indica la sentencia de la condena, recogida por 'Clarín', el mismo día de su desaparición, Chiara fue asesinada mediante golpes en la cabeza por Mansilla, quien después enterró su cadáver.

   El lugar en el que trató de ocultar el cuerpo de Chiara era el domicilio de los abuelos del feminicida, lo que hizo que también se abriera una investigación a la madre y el padrastro del joven por supuesta complicidad, loa cual continúa abierta.

   La Justicia de Menores consideró que los hechos presentaron como agravante el haberse cometido "en virtud de condición de mujer de la víctima, quien se encontraba cursando un embarazo de aproximadamente dos meses de gestación".

   La sociedad argentina sintió un fuerte rechazo e indignación ante el feminicio de Chiara, que impulsó la creación del movimiento #NiUnaMenos, entendido a nivel mundial.