Cómo el referéndum en Irlanda ha animado a los partidarios del aborto libre en Argentina

Women celebrate the result of yesterday's referendum on liberalizing abortion la
REUTERS / CLODAGH KILCOYNE
Publicado 29/05/2018 14:01:12CET

   MADRID, 29 May. (Notimérica) -

   La legalización del aborto no es un tema nuevo en Argentina. Desde hace décadas, colectivos feministas y otros grupos sociales han reclamado lo que alegan que es un derecho de la mujer y que, por lo tanto, debe estipularse de manera libre en el país.

   De hecho, la legalización del aborto bajo tres causales que sus vecinos chilenos aprobaron el pasado año, así como las potentes campañas feministas, contra el maltrato a la mujer y por la igualdad de género que se han vivido en los últimos tiempos en Argentina, donde el aborto únicamente no es punible en caso de violación o por riesgo de salud de la madre, han puesto sobre el foco mediático nuevamente el tema.

   En los últimos días, además, el desarrollo de un referéndum sobre la legalización de la interrupción del embarazo en un país tan católico como Irlanda, y que además ha acabado por aprobarlo, ha entusiasmado a las argentinas y argentinos partidarios de este derecho, que se decidirá el próximo 13 de junio. La Cámara de Diputados votará por la despenalización del aborto después de que en el mes de marzo se presentara un proyecto de despenalización.

   El país natal del papa Francisco, con fuerte arraigo católico, ha visto en Irlanda la esperanza, y así lo hacían saber aquellos que están a favor del aborto en las redes sociales. "La victoria en Irlanda pone un límite a la jerarquía de la Iglesia y es una esperanza en la región más católica del mundo, América Latina", decía la titular de Católicas por el Derecho a Decidir, Marta Alanis, tal y como recoge el diario 'El País'.

   La Iglesia argentina estaría tratando de mostrar su poder y estaría ejerciendo más presión sobre el tema. De hecho, con motivo de la fiesta nacional del pasado viernes, durante la misa celebrada en Buenos Aires por el arzobispo Mario Poli, este aseguró ante los presentes --entre ellos el presidente Mauricio Macri--, que "la defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada".

   Hasta el momento, en la Cámara de Diputados hay 107 de ellos que se muestran abiertamente a favor de cambiar la ley, mientras que 111 están en contra, 36 indecisos y otros tres está previsto que se abstengan, según datos actualizados de Economía Femini(s)ta recogidos por el citado medio español.