Revelan los chats amenazantes de 'Guacho' con un oficial de la policía de Ecuador: "Aténganse a las consecuencias"

Guacho
YOUTUBE
Actualizado 11/05/2018 19:53:50 CET

   BOGOTÁ, 11 May. (Notimérica) -

   Se han revelado los Whatsapp con los que el líder del Frente Oliver Sinisterre, disisdencia de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Walter Patricio Arizala Vernaza, alias 'Guacho', mantenía contacto con un alto jefe de la policía de Ecuador.

   En estos mensajes, 'Guacho', anunciaba al oficial de la policía sobre los atentados que iba a perpetrar, según ha informado la cadena 'Univisión,' que ha tenido acceso a los mensajes de texto.

   Estas comunicaciones entre el policía y el disidente, a quien se le atribuye el asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio y el de cuatro militares ecuatorianos, además del secuestro de otras dos personas, comenzaron el pasado mes de noviembre, tras la detención de los primeros colaboradores del Frente Oliver Sinisterre, que se dedicaban al narcotráfico en la frontera con Colombia.

   En estos mensajes se puede apreciar como 'Guacho' exige la liberación de sus compañeros y una reunión con algún delegado del Gobierno ecuatoriano para llegar a un acuerdo, mientras sigue con una serie de ataques a patrullas de las fuerzas de seguridad. Por su parte el agente le pide que se detengan los atentados para no empeorar la situación.

   Además, el allanamiento a la casa de la madre del líder del Frente Oliver Sinisterre en la población de Mataje, sentó bastante mal a 'Guacho' y así lo hace saber en el chat por medio de mensajes amenazantes cargados de faltas ortográficas, que han sido corregidas para facilitar la comprensión. "Aténganse a las consecuencias", escribió el pasado 16 de marzo.

   "Por cada cosa que se le robaron a mi familia le voy a mandar a hacer un atentado, hasta por lo mínimo que se hayan llevado", continuaba. "Ya estoy perdiendo la paciencia y civiles que le coja en la frontera se los mato", agregó 'Guacho'.

   Posteriormente, el 19 de marzo retoma el contacto con el oficial exigiendo una vez más que liberen a sus colaboradores. "No quisieron buscar un mecanismo de diálogo. Mañana te voy a demostrar lo que puede pasar en ese país (Ecuador)", escribió el disidente de las FARC. Un día después de ese mensaje se produjo un atentado contra una patrulla en Mataje, saldándose con 4 militares muertos y otros seis heridos.