¿Qué se sabe hasta ahora de Ana Julia Quezada, la presunta asesina del pequeño Gabriel Cruz?

Ana Julia Quezada
EUROPAPRESS
Actualizado 13/03/2018 8:20:48 CET

   MADRID, 12 Mar. (Notimérica) 

   La dominicana Ana Julia Quezada es acusada del asesinato del pequeño Gabriel Cruz, de 8 años, que era hijo de su actual pareja. Este crimen ha conmovido a la sociedad española. A la mujer también se la investiga por la muerte de una de sus hijas, en la década de 1990, un caso que en principio fue cerrado como una muerte accidental.

   Ana Julia, de 38 años, mantenía una relación sentimental con el padre de Gabriel desde hace menos de un año, tras su separación de una pareja previa, con la que se habría llegado a la zona sur de España, concretamente a Almería.

   La presunta implicada en la muerte del menor nació en la República Dominicana, concretamente en La Vega, y estudió en el colegio Vega Nueva, en su ciudad.

   A su llegada a España, Ana Julia se instaló en la ciudad de Burgos con la que era su pareja en aquel momento. Un tiempo más tarde, y tras varios viajes a Las Negras, una localidad de la provincia de Almería, la pareja se enamoró de la zona y decidió mudarse allí y abrir un bar para subsistir.

   Una vez trasladados a Almería, Ana Julia y su pareja finalizaron su relación y fue en ese momento cuando finalmente conocería a Ángel David, el padre de Gabriel.

   La detenida mostraba en redes su afición por los niños y solía subir fotos junto a sus sobrinas pequeñas. Además, en sus perfiles se definía como una amante del rock que había estudiado "la Universidad de la Vida y de las Experiencias Vividas".

   La dominicana cuenta con permiso de residencia en España desde el año 2005 y según la Embajada de su país no cuenta con antecedentes penales.

   De hecho, las autoridades dominicanas han transmitido sus condolencias a la familia de Gabriel y se encuentran colaborando con las instituciones españolas que han solicitado información sobre la detenida.

   El embajador de República Dominicana en España, Olivo Rodríguez Huertas, ha afirmado que ha seguido muy de cerca los acontecimientos y que la comunicad dominicana en España se "ha estremecido" con este acontecimiento.

DECLARACIONES DE SU FAMILIA

   En las últimas horas se ha conocido también el testimonio de la madre de Ana Julia Quezada, Juana Cruz, que ha afirmado que ella no educó así a su hija y que fue "el demonio quien la indujo a cometer el hecho".

   La mujer de 72 años, y madre de otros nueve hijos, asegura ninguno de sus familiares se han visto envueltos nunca en conflictos con la ley, por lo que le ha sorprendido este hecho. Además, Cruz ha definido a su hija como una persona descuidada y desentendida con su familia en República Dominicana.

   El pequeño Gabriel desapareció el pasado 27 de febrero en Almería y desde entonces hasta este domingo, sus familiares, amigos y vecinos junto con las autoridades del Estado, se han centrado en cuerpo y alma en su búsqueda.

   La esperanza terminó ayer, cuando la Guardia Civil detuvo a Ana Julia mientras trasladaba el cadáver del pequeño en el maletero de su coche, supuestamente para esconderlo.

   Las acciones y la actuación de Ana Julia han consternado a todo un país que se ha visto sorprendido por su apabullante sangre fría, mostrándose en todo momento al lado de los padres del niño durante la investigación.

   Con la detención de la que es la principal sospechosa, el odio y la rabia han despertado en la sociedad y las redes, en las que se amontonan los comentarios despectivos y amenazadores contra ella. Sin embargo, la madre del niño ha pedido que "no se extienda la rabia, que no se hable de esta mujer más y que queden las buenas personas" que se han unido para apoyarles en todo momento durante la búsqueda de su hijo.