El Salvador arresta a un centenar de pandilleros en un golpe contra el sistema financiero de la Mara Salvatrucha

Mara Salvatrucha (MS-13) gang members wait to be escorted upon their arrival at
REUTERS / JOSE CABEZAS
Publicado 08/09/2017 17:48:21CET

   SAN SALVADOR, 8 Sep. (Reuters/Notimérica) -

   La policía de El Salvador arrestó al menos a 99 pandilleros y colaboradores de la Mara Salvatrucha (MS-13), incluyendo a varios policías y un abogado, en un duro golpe contra el sistema financiero y logístico de la organización criminal, señalaron este viernes las autoridades.

   En el operativo en la ciudad de Santa Ana, unos 68 kilómetros al oeste de la capital, también se incautaron vehículos, armas, viviendas, dinero en efectivo y varios negocios, entre ellos pastelerías, talleres y restaurantes, dijo el director de la policía, Howard Cotto.

   Los sospechosos están acusados de delitos de homicidio, privación de libertad, soborno, lavado de dinero y pertenencia a agrupaciones terroristas. La legislación de El Salvador considera a las pandillas organizaciones terroristas.

   "Estamos golpeando fuertemente la capacidad logística y financiera de esta organización", dijo Cotto en declaraciones a la prensa, destacando la diferencia entre el estilo de vida de los cabecillas de pandillas respecto del resto de la banda.

   Esta es la segunda detención masiva de supuestos pandilleros en menos dos meses, después del arresto de casi 600 sospechosos a finales de julio. El operativo había coincidido con la visita del fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, para analizar estrategias conjuntas contra la MS-13, a la que el presidente Donald Trump ha prometido erradicar de su país.

   Las pandillas y el narcotráfico han convertido al Triángulo Norte de Centroamérica --El Salvador, Honduras y Guatemala-- en una de las zonas más violentas del planeta y es uno de los principales factores para que decenas de miles traten de emigrar cada año a Estados Unidos.

   En julio del año pasado, las autoridades de El Salvador asestaron uno de los principales golpes contra la estructura financiera de la MS-13 en un operativo llamado "Jaque" en el que arrestaron a decenas de pandilleros, incluyendo cinco líderes, e incautaron varios negocios que financiaban a los jefes como moteles, parqueos, bares, restaurantes y talleres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies