Un padre se reúne con su hija en El Salvador tras ser separados de manera forzosa en EEUU

Guido Portillo mostrando una fotografía de su hija Meybelin
REUTERS / JOSE CABEZAS
Actualizado 29/06/2018 8:02:38 CET

SAN LUIS TALPA (EL SALVADOR), 29 Jun. (Reuters/EP) -

Tras un mes separados por las autoridades de inmigración en la frontera sur de Estados Unidos, Arnovis Guidos se ha reunido este jueves con su hija en El Salvador, poniendo fin a una larga incertidumbre sobre su paradero.

Guidos, un pescador de 26 años de edad, y su hija Meybelin, de seis años, llegaron a Estados Unidos de forma ilegal para solicitar asilo por el asedio de las pandillas en el empobrecido país centroamericano, pero ambos fueron detenidos y separados el 27 de mayo por agentes de Inmigración.

Como parte de una estrategia para detener el flujo migratorio desde México y Centroamérica, el presidente estadounidense, Donald Trump, impulsó una polémica iniciativa de separar a las familias que intentaran ingresar al país de forma ilegal.

Guidos, que fue deportado hace una semana a El Salvador sin su hija, estaba angustiado por el paradero y las condiciones en que se encontraba Meybelin, por lo que exigió a las autoridades que le devolvieran a la menor.

"Me siento feliz, contento por volver a ver a mi hija", ha asegurado el padre a Reuters con una amplia sonrisa de satisfacción.

Arnovis Guidos ha sido acompañado por una decena de familiares que emocionados llevaron carteles y globos de colores para darle la bienvenida a la niña que ha estado custodiada en un centro de detención en Phoenix.

Más 2.300 niños inmigrantes fueron separados de sus padres y enviados a diferentes centros de detención en Estados Unidos desde que Trump comenzó la política de "cero tolerancia" a la inmigración ilegal.

Tras la presión internacional y de organismos de Derechos Humanos, el presidente dio marcha atrás a la medida de separación de las familias.

Cientos de salvadoreños huyen de la pobreza y la violencia de las pandillas rumbo a Estados Unidos en búsqueda de mejores condiciones de vida, pese a las medidas de seguridad en las fronteras.

Los presidentes del "Triángulo Norte de Centroamérica", conformados por Honduras, Guatemala y El Salvador, se han reunido este jueves con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, para coordinar acciones que detengan el flujo migratorio hacia Estados Unidos.

Contador