Siete policías argentinos despedidos por dejar salir "unas horas" a varios presos a cambio de dinero

Cárcel
PIXABAY
Publicado 02/03/2018 20:19:53CET

   BUENOS AIRES, 2 Mar. (Notimérica) -

   Siete miembros de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, entre ellos dos comisarios, han sido despedidos después de que se haya averiguado que otorgaban privilegios a los presos, como el poder salir de la cárcel por unas horas, a cambio de dinero.

   Según han informado desde el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, el personal de Asuntos Internos de la policía comenzó ha investigar estos hechos después de que la madre de Lucía Bernaola, una joven que perdió la vida al ser atropellada por uno de los reclusos, denunciara que el joven realizaba salidas esporádicas a pesar de estar sometido a un régimen de prisión preventiva.

   El responsable de la muerte de Lucía Bernaola, Fernando Sasso, de 19 años, era uno de los presos que disfrutaban de privilegios en la Estación Comunal de Balcarce.

   A Sasso le permitían pasar el tiempo jugando a la Play Station en un espacio que el comisario le cedía para ello y gozaba de una dieta diferente a la del resto de reclusos, según han informado desde el diario 'Clarín'. Además, el abogado de la familia Bernaola ha explicado al diario local 'El Marplatense', que a cambio de dinero, Sasso tenía permitido "abandonar su celda de 19.00 a 3.00 (hora local)" todos los viernes y sábados.

   Las evidencias que han sido halladas por la investigación policial apuntan a que Sasso no era el único recluso que contaba con privilegios especiales e ilegales a cambio de dinero para los funcionarios públicos. De hecho, en las celdas se han encontrado cuchillos y otros elementos cortantes prohibidos.

   Fruto de estas averiguaciones, las autoridades argentinas, han decidido prescindir de los servicios de los comisarios Juan Matías Ortelli y Carlos Alberto Córdoba; del subcomisario Jorge Daniel Coronel; de los oficiales Guillermo Adrián Manuel y Cristian Omar Lalli y Giannina Daiana Maresca; y de la oficial subayudante María Laura Coronel.