Estas son las 10 ciudades coloniales más bonitas de Iberoamérica

Ciudades coloniales más bonitas de Iberoamércia
NOTIMÉRICA
          
Actualizado 16/04/2018 9:46:11 CET

   MADRID, 15 Abr. (Notimérica) -

   El descubrimiento de América en 1492 marcó un antes y un después en las costumbres, ideologías y gastronomía de los habitantes del territorio iberoamericano pero, sin duda alguna, uno de los cambios más importantes que dejaron los conquistadores europeos es la forma de construir ciudades perfectas pues, si las ciudades romanas tenían su cardo y decumano, las ciudades coloniales de Iberoamérica tienen forma de damero; es decir, calles rectas perfectamente delimitadas, la conocida plaza de armas en el centro de la urbe y, rodeando a ésta, la catedral y el cabildo municipal.

   Así se conformaron no solo las ciudades coloniales españolas, ya que las portuguesas cuentan también con un diseño urbanístico parecido.

Estos cascos históricos se pueden observar en varias ciudades de México, Nicaragua, Cuba, Uruguay, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil y Bolivia.

   A continuación 'Notimérica' te presenta las 10 ciudades coloniales más bonitas de Iberoamérica.

   LA CIUDAD DE COLONIA DE SACRAMENTO, URUGUAY

   Ubicada a 177 kilómetros de Montevideo y a solo 50 de Argentina, se encuentra esta ciudad colonial declarada como Patrimonio de la Humanidad en 1995. Aquí las calles son empedradas, de casas bajas con amplias vistas al mar, un faro y coches antiguos transformados en modernas jardinerías, demuestran la fusión exitosa de los estilos coloniales portugués y español.

foto1

   LA CIUDAD COLONIAL DE PARATY, BRASIL

   Recorriendo el país más grande de Iberoamérica podemos encontrar la ciudad colonial de Paraty, ubicada entre Sao Paulo y Río de Janeiro. Esta ciudad colonial portuguesa es característica por tener sus calles empedradas y un muelle con barcos turísticos. Su auge poblacional se situó entre 1533 y 1560. El centro colonial de Paraty está muy bien conservado y cuenta con gran cantidad de iglesias de la época.

foto2

LA CIUDAD COLONIAL DE SAO LUIS, BRASIL

   Esta ciudad colonial ubicada al nordeste del país iberoamericano fue fundada en 1612 y declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1997. Posee cerca de 3.500 edificios coloniales, siendo gran parte de sus 'sobradões' estructuras con balcones y revestidos con azulejos portugueses.

   Además de tener uno de los centros coloniales más bonitos de América, esta ciudad se caracteriza por las fiestas 'juninas', que se celebran a mitad de año en todas las ciudades de la región nordeste de Brasil.

foto3

   LA CIUDAD COLONIAL DE CARTAGENA DE INDIAS, COLOMBIA

   La joya de las ciudades coloniales de Sudamérica es Cartagena de Indias. La ciudad colombiana situada a orillas del mar Caribe fue fundada en 1533 y durante toda la época virreinal española fue uno de los puertos más importantes del continente.

   El centro histórico de Cartagena de Indias está conformado por calles estrechas, con casas coloridas, balcones de madera muy bien restaurados y plazas con vendedores ambulantes típicos de la zona.

foto4

   LA CIUDAD COLONIAL DE QUITO, ECUADOR

   La capital más alta sobre el nivel del mar. San Francisco de Quito fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cuencia y la Cultura (UNESCO) --junto a Cracovia-- como Patrimonio de la Humanidad en 1978. Quito posee el casco histórico más grande, más antiguo y mejor conservado de Sudamérica. La calle de las siete cruces, la plaza de armas, la iglesia de San Francisco o la Compañía de Jesús son fiel muestra del paso de los colonizadores españoles por tierras iberoamericanas.

foto5

   LA CIUDAD COLONIAL DE CUENCA, ECUADOR

   Ubicada en el centro-sur del país andino, Cuenca está considerada como una de las ciudades coloniales mejor conservadas de Iberoamérica. La 'Atenas del Ecuador' posee su plaza de armas, cabildo y catedral en perfecto estado; a estas magníficas estructuras les acompañan decenas de casas porticadas con balcones de madera e iglesias típicas de la época colonial.

   Cuenca es un destino obligado para los amantes de la cultura inca, ya que en este sector se encuentran los restos de Ingapirca, ciudad construida por los incas a principios del siglo XVI.

foto6

   LA CIUDAD COLONIAL DE CUZCO, PERÚ

   Fue capital del Imperio inca y una de las ciudades más importantes del Virreinato de Perú. En manos de los españoles se engalanaron iglesias, palacios y plazas barrocas. Esta ciudad andina mezcla preciosas edificaciones europeas con impresionantes restos de la civilización precolombina, como los sillares de Sacsayhuaman. Además en Perú descansa una de las joyas incas más imponentes del mundo: las Ruinas de Machu Picchu, ciudad inca construida antes del siglo XV.

foto7

   LA CIUDAD COLONIAL DE POTOSÍ, BOLIVIA

   Potosí está situada al sur de Bolivia y se extiende en las faldas de la montaña llamada Cerro Negro, en la que se ubicaba la mina de plata más grande del mundo desde mediados del siglo XVI hasta el siglo XVII. La huella de período colonial puede verse en la Casa de la Moneda, que muestra la historia del lugar del que se extrajeron toneladas de plata para financiar al imperio español. Además está considerada la ciudad más alta del mundo ya que se encuentra a 3.900 metros sobre el nivel del mar.

foto8

   LA CIUDAD COLONIAL DE SAN MIGUEL DE ALLENDE, MÉXICO

   Considerada por muchos viajeros como el pueblo más bonito del mundo, esta ciudad colonial magníficamente conservada y restaurada tiene alrededor de 70.000 habitantes.

   La urbe mexicana posee edificaciones del siglo XVII y XVIII, calles empedradas, patios arbolados y una hermosa plaza de armas en el centro. Fue fundada en 1542 por el monje franciscano Fray Juan de San Miguel y declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 2008.

foto9

   LA CIUDAD COLONIAL DE TRINIDAD, CUBA

   Situada en el corazón de la isla centroamericana, la Villa de la Santísima Trinidad fue la tercera villa fundada por la Corona española en Cuba a principios de 1514. Los terratenientes españoles edificaron lujosas mansiones que permanecen intactas. Es interesante pasear por sus calles empedradas y contemplar sus famosas viviendas de colores y edificios señoriales.

foto10