¿Tienes mala suerte en el amor? En el mercado de Sonora (México) tienen la verdadera solución

Mercado de Sonora
NOTIMÉRICA
Actualizado 08/02/2018 16:02:57 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 8 Feb. (Notimérica) -

   El 14 de febrero, San Valentín, es una fecha bien marcada en el calendario por aquellos enamorados, pero ¿y los que no encuentran a su media naranja? Que no se preocupen porque en el mercado de Sonora le sacan otra cara a San Valentín cuando los osos de peluche, ramos de flores o cenas no funcionan.

   Polvos mágicos contra el desamor, lociones, amuletos y cientos de rituales para atraer la suerte amorosa ofrecen los comerciantes de este famoso mercado de Sonora, una meca del esoterismo en Ciudad de México. Miles de clientes llegan a este lugar con la moral por los suelos y creyendo haber probado todo para conquistar el amor hasta que llegan a este sitio.

   No hace falta tener un gran puesto en el mercado, para aún así, tenerlo todo y ayudar al cliente a encontrar lo que busca: la gran mayoría, suerte en el amor. "El amor es una necesidad, muchísimos hombres y mujeres llegan a pedirnos que les ayudemos a acabar con su mala suerte", contó una santera a 'El País'.

   Entre los ritos más conocidos del mercado destacan los "amarres" y las "limpias". Los primeros ayudan a "amarrar" al ser amado y a conservarlo. Las "limpias" purifican a quien las practica gracias a numerosas hierbas que pueden aplicarse después de ducharse.

   En el mercado se ayudan a aquellas personas "que necesitan un empujón en el amor, les damos una loción, un jabón, un 'baño' y un amuleto'", aseguró otro comerciante.

   En el mercado de Sonora hay para todos. "Hay personas muy atractivas que no se puede creer que no tengan éxito en el amor, en esos casos hay que hacerles una 'obrita' en un río, una ceremonia en la que se les desgarra la ropa para romper con toda esa mala suerte que cargan y se les baña con ciertas cosas para nutrir su espíritu", afirmó al medio un curandero.

   En cuanto a la fiabilidad de estos ritos, un vendedor que ya forma parte de la cuarta generación con este puesto, dice que "no me gusta presumir, pero a veces llegan después de varios meses con un pasaje de avión y me dicen: 'Quiero que vengas a mi boda", aseguró.

   Y tú... ¿te atreverías a probar suerte en el mercado de Sonora para encontrar a tu media naranja y terminar con la mala suerte amorosa?