Tres colegios de Valencia (España) ayudan a misioneros en Honduras para formar a más de mil niños y jóvenes

Niños ayudados por la fundación en Honduras
ARZOBISPADO
Publicado 28/04/2018 15:44:35CET

   VALÈNCIA (ESPAÑA), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Tres colegios valencianos ayudan a la formación de más de 1.100 niños y jóvenes en dos proyectos educativos en Honduras, en los que participa el sacerdote valenciano Isaac Demets Reyes, de 38 años, que lleva cuatro años en el país centroamericano como misionero paúl.

   Se trata de los colegios regidos por las Hijas de la Caridad San José y San Andrés, de la localidad valenciana Massanassa; El Carmen, en Manises (Valencia), y el colegio Niño Jesús de València, detalla el Arzobispado en un comunicado.

   Los tres centros desarrollan campañas de sensibilización entre sus alumnos y las familias para recaudar fondos para el proyecto, según ha explicado el misionero, que se encuentra estos días en València y ha visitado estos colegios.

   El sacerdote ha expresado que "la mejor ayuda que pueden recibir los misioneros es la oración", pero ha destacado que también se puede colaborar con tiempo y recursos, porque "la misión de la Iglesia es universal, no se reduce a una parroquia o a una diócesis".

TOMA EL TESTIGO A UN TRABAJO DE 15 AÑOS

   En la zona tropical hondureña de La Mosquitia, Demets continúa la labor de José Vicente Nácher, también sacerdote valenciano y misionero paúl en Honduras durante más de 15 años. Este impulsó la creación de los dos centros que atienden a 1.100 jóvenes y niños al mes, con meriendas, formación y actividades deportivas.

   Tras recibir la ordenación sacerdotal en 2014 en València, el misionero se estableció en la ciudad hondureña de Puerto Lempira, ubicada en una provincia que tiene 100.000 habitantes.

   Su parroquia comprende 60.000 ciudadanos, la mitad de ellos en poblados diseminados en la región indígena de La Mosquitia, uno de los bosques tropicales más extensos de América, donde los Paúles rigen dos parroquias. En ocasiones, llegar allí implica viajar en cayuco por la laguna, a veces hasta ocho horas, porque hay pocas carreteras o caminos, destacan desde la Archidiócesis.

   La parroquia del misionero valenciano se ocupa de un total de 72 comunidades en aldeas y pueblos a los que van varias veces al año para visitar a enfermos, mayores y reunirse con los laicos que reciben formación para ejercer de intermediarios con la población.

'BROTES NUEVOS' DESDE 2005

   Los misioneros paúles han puesto en marcha en La Mosquitia dos centros destinados a niños y jóvenes. El primero, llamado 'Brotes Nuevos', abrió en 2005 con la ayuda de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, como respuesta a la difícil situación de violencia en Puerto Lempira. Cada mes se ocupan de alrededor de 400 menores de seis a 14 años, con meriendas, atención pediátrica, clases de refuerzo y actividades deportivas.

   El segundo centro se denomina 'Asla Wapaia', que quiere decir "juntos caminando" y lleva cinco años en marcha atendiendo cada mes a 700 jóvenes. Realizan actividades deportivas, cursos de danzas típicas, idiomas y música, talleres, refuerzo escolar y charlas formativas, además de participar en la radio parroquial.

POZO DE AGUA POTABLE

   Próximamente, la fundación Ad Gentes del Arzobispado de Valencia financiará la construcción de un pozo de agua potable junto a la parroquia en Puerto Lempira, algo muy necesario porque no existe una red pública de agua y luz, cada uno hace su pozo superficial y su alcantarillado, con lo que hay mucha contaminación, ha explicado el misionero valenciano.

   El pozo será excavado a 30 metros, con el objetivo de que el agua será de mejor calidad, más segura y no se acabe en verano. De él se beneficiarán las personas que llegan de los poblados, así como los feligreses y los niños de la ciudad".

   Esta organización también ha sufragado la compra de baterías solares para la radio parroquial, que llega a todo el departamento y a las comunidades y supone "una herramienta de comunicación fundamental para evangelizar y para enviar avisos", ha resaltado el sacerdote.