La triste historia que hay detrás de la 'Ley Brisa'

La ley brisa
TWITTER
Actualizado 06/07/2018 20:52:54 CET

   BUENOS AIRES, 6 Jul. (Notimérica) -

   Brisa es una niña argentina de 5 años que se convirtió en el emblema de "los hijos huérfanos por feminicidio". Un triste y a la vez real problema que azota en Argentina.

   Daiana Barrionuevo, una madre argentina, desapareció en 2014. Nadie sabía nada sobre su paradero. Sin embargo, su expareja le dijo a la Policía que se había fugado con un amante. En cambio, hubo un dato en el testimonio de este que hizo dudar a la familia y a los agentes, y es que Daiana nunca dejaba sola a su pequeña Brisa.

   Según contó la hermana de Daiana Barrionuevo en una entrevista con 'Infobae', las sospechas eran ciertas: su hermana no se había ido con un amante, sino que su expareja, el hombre que lloró durante la familia durante los 20 días de la desaparición de la chica, la había matado de un golpe brutal en la cabeza. Fue en la misma casa en la que estaban los tres chicos.

   Después, la envolvió con una manta de sus hijos mellizos, metió el cuerpo en una bolsa y la había arrojado al río. El cuerpo de Daiana apareció el 10 de enero de 2015. El autor de este macabro asesinato, Iván Adalberto Rodríguez, y padre de los niños, fue condenado a prisión perpetua.

   Los pequeños, que durante la búsqueda se habían quedado al cuidado de los padres del femicida, se fueron a vivir con sus abuelos maternos. Sin embargo, la situación dio un cambio de rumbo, porque nadie tenía solvencia económica para mantenerlos. Finalmente, quedaron al cuidado de su tía, en Moreno.

   "Pedimos fiado en el almacén. Ni siquiera pudimos volver a su casa a buscar sus cosas porque entraron a robar y se llevaron todo. Sólo dejaron los documentos", contó la hermana de la víctima, Cintia Barrionuevo.

   Brisa, que ahora tiene 5 años sigue durmiendo con Cintia.

SE DESATÓ LA POLÉMICA

   Este caso conmocionó a Argentina y todos se preguntaban lo mismo: "¿Cómo reparar a los llamados 'niños huérfanos por feminicidio'?". Estas pequeñas víctimas de un día para otro pasaron a no tener madre y a tener un padre bajo rejas.

   En la ONG 'La Casa del Encuentro' redactaron un texto al que llamaron 'Ley Brisa' en honor a la pequeña Brisa. Reclamaban una ley que garantizara una reparación económica (equivalente a una jubilación mínima) para las "víctimas colaterales" de los feminicidios hasta los 21 años.

   Sin embargo, el dinero no puede reparar la brecha pscicológica que le puede crear a Brisa el conocer toda la verdad. La pequeña aún desconoce lo que su padre le hizo a su madre.

   "Nunca tuvimos un psicólogo que nos diga qué contestarle", expresó Cintia. Los mellizos que ahora tienen 10 años sí lo saben. Uno de ellos fue quien contó que había escuchado a su padre decirle a su abuelo: "Me mandé una cagada".