"Usted sabe que nosotros acá asesinamos al que se nos dé la gana", el estremecedor audio a una docente colombiana

Amenazas teléfono
EUROPA PRESS
Publicado 06/07/2018 11:25:30CET

   BOGOTÁ, 6 Jul. (Notimérica) -

   "Coja sus hijueputas cosas y se va de la región (...). Yo llamo a sus superiores y les digo que si la quieren recoger muerta". Son las palabras de Carlos Mario a Magda Deyanira Ballestas, maestra de la Institución Técnico Comercial del municipio de San Pablo, en el sur del estado colombiano de Bolívar.

   La grabación de audio que recoge estas palabras ejemplifica el nivel de violencia y presión que a día de hoy se sigue viviendo en algunas regiones de Colombia. Además, si bien los más afectados por la ola de criminalidad y violencia han sido los líderes sociales, el miedo y el riesgo se extiende al resto de la población, como Deyanira.

   Tal y como cuenta la propia afectada, aún no sabe cuáles son las causas de dichas amenazas telefónicas, ejercidas por lo menos durante cuatro minutos. Asegura que no pertenece a ningún partido político ni tampoco es conocida por ser una líder social, aunque sí reconoce haber defendido su trabajo en la comunidad en la que vive, recoge 'BBC Mundo'.

   "Que pena con usted señora Deyanira Ballestas se tiene que ir de esta región o la asesino. Usted sabe que nosotros acá asesinamos al que se nos dé la gana", continúa.

   

   Según las autoridades del país sudamericano, Carlos Mario podría ser un comandante del Clan del Golfo, agrupación criminal que opera en el norte de Colombia, en la zona sur del departamento de Bolívar. Por ello, al escuchar las amenazas al otro lado del teléfono, Deyanira trata de decirle a su interlocutor que no entiende la razón de sus palabras.

   "Señora, a mí no me hable así si no quiere morirse. Le vengo a dar un comunicado, si no lo quiere recibir y me va poner peros, y me va a decir qué tengo que hablar y qué tengo que decir, entonces señora, qué pena Deyanira Ballestas, se tiene que ir o la asesino. Usted sabe que nosotros acá asesinamos al que nos dé la gana", dice Carlos Mario.

   Según el citado medio, cuando Ballesta le dice que ha sido víctima del conflicto armado, obtiene como respuesta: "A mí no me interesa si sufrió o no la guerra. Le iba a dar un comunicado, se puso grosera. Yo llamo a sus superiores y les digo que si la quieren recoger muerta. ¿Usted creyó que estaba hablando con un payaso?".

   La pobresora grabó las amenazas y se la entregó a las autoridades, las cuales ya le han brindado seguiridad, permitiendo su salida de la localidad.

Contador