Los vecinos de Olivia Arévalo dejan la zona por temor a ser detenidos

Olivia Arévalo
YOUTUBE
Publicado 26/04/2018 20:36:17CET

   LIMA, 26 Abr. (Notimérica) -

   El asesinato el pasado 20 de abril de la líder indígena del pueblo Shipibo-Konibo, Olivia Arévalo, sigue produciendo cambios en una comunidad que ha resultado visiblemente afectada por los acontecimientos.

   Olivia Arévalo era una de las más reconocidas defensoras de los derechos de esta etnia de la amazonia peruana que se distribuye a través de las riberas del río Ucayali.

   Tras su asesinato, los pobladores de la región supuestamente torturaron y asesinaron al canadiense Sebastian Woodroffe, a quien consideraban culpable de la muerte de Arévalo.

   Como consecuencia de estos acontecimientos, la Comunidad Intercultural "Victoria, Gracia", donde tuvieron lugar ambos crímenes, casi se ha convertido en un pueblo fantasma, según informan desde el diario 'El Comercio'.

   La mayoría de las casas se encuentran ahora deshabitadas, el colegio registra cada vez una menor asistencia de alumnos a las clases e incluso los campos de cultivo no están recibiendo los cuidados que necesitan.

   Al parecer, los residentes en la zona tienen miedo de que la policía pueda detenerles en relación con el linchamiento del ciudadano canadiense, aunque, en un principio, las autoridades sólo señalaron a dos personas como principales responsables de los hechos.