Venezuela registra el mayor incremento de malaria de todo el mundo

Mosquitos contra la malaria
PIXABAY - Archivo
Actualizado 25/04/2018 8:50:56 CET

   GINEBRA, 24 Abr. (Reuters/EP) -

   La malaria se está extendiendo rápidamente por Venezuela. Solo en 2017 se registraron 406.000 casos, un 69 por ciento más que el año anterior, lo que representa el mayor incremento del mundo, según ha informado este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Las autoridades venezolanas reportaron en 2016 un total de 240.613 casos de malaria, la mayoría en el estado minero de Bolívar, en la frontera con Guyana. En 2017 alcanzó la cifra de 406.000, cinco veces más que en 2013, lo que evidencia una tendencia alcista.

   "Lo que estamos viendo ahora es un aumento masivo, probablemente cercano al medio millón de casos por año. Es el mayor incremento en todo el mundo", ha dicho Pedro Alonso, director del programa mundial contra la malaria de la OMS en una rueda de prensa.

   Alonso ha achacado estos números a la falta de recursos y a campañas ineficaces. Venezuela sufre desde hace años una crisis de desabastecimiento que impide acceder a productos básicos como comida o medicamentos. La OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) están trabajando con las autoridades venezolanas para abordar la situación, ha indicado.

   El trabajador de la OMS ha advertido de que la malaria podría propagarse por la región a causa de la ola migratoria. Miles de venezolanos han salido a los países vecinos, como Colombia o Brasil huyendo de la escasez. "De hecho, ya estamos viendo incrementos en otros países (...) La malaria está aumentando de forma preocupante", ha alertado.

   En este contexto, Alonso ha instado a los países que están recibiendo a los emigrantes venezolanos que "renueven sus esfuerzos" para garantizar un diagnóstico y un tratamiento adecuados y que además sean gratuitos, de modo que cualquiera que presente síntomas pueda acudir.

   La campaña global contra la malaria se ha estancado por primera vez en una década, con una regresión de los avances conseguidos en algunos países, dijo la OMS en noviembre. En 2016, la malaria infectó a 216 millones de personas en 91 países, matando a 445.000, con el 90 por ciento de los casos concentrados en África subsahariana.