Víctimas chilenas en el Vaticano: "Ojalá este sea el fin de la cultura de abusos y encubrimiento de los obispos"

El Papa Francisco reza durante la celebración de la misa en el Vaticano
INSTAGRAM - Archivo
Publicado 27/04/2018 17:33:19CET

   ROMA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los tres hombres chilenos que fueron víctimas de abusos sexuales por parte del sacerdote chileno Fernando Karadima y que han sido invitados han pasado la su primer noche en la Casa de Santa Marta, donde durante este fin de semana mantendrán encuentros con el Papa Francisco.

    "Estamos aquí esperando aportar con nuestro grano de arena que este ojalá sea el fin de la cultura de abusos y encubrimiento por parte de los obispos en la Iglesia", ha señalado Juan Cruz Hamilton a la salida de la Casa de Santa Marta.

   Las tres víctimas esperan que el encuentro con Francisco de sus frutos "pronto". "Esperamos que los frutos, que no dependen de nosotros, se empiecen a dar pronto", ha señalado José Andrés Murillo.

   Murillo, que será el primero en entrevistarse con el Pontífice de forma individual, ha destacado que su presencia en el Vaticano -la primera iniciativa de esta índole en la Historia de la Iglesia Católica- es muy "significativa". "Es muy significativo estar aquí, sobre todo, porque la invitación ha sido a conversar y a recibir sugerencias en el tema del abuso sexual clerical infantil, el abuso de poder y el abuso de conciencia", ha destacado.

   Además, ha reconocido que en su visita al Vaticano representan a muchas personas que fueron víctimas de abusos sexuales clericales. "Algunos de ellos se han quitado la vida, otros siguen sufriendo y otros siguen luchando con nosotros", ha explicado.

   Por su parte, José Cruz Hamilton ha reiterado su intención de expresar que están en el Vaticano en representación de otras personas que también han sido víctimas de abusos sexuales. "Es un tema de todos, y lo haremos lo mejor posible. Anotaremos todas nuestras instancias siempre con respeto, con espíritu de colaboración, pero siempre con la verdad y el ánimo de representarlos lo mejor posible", ha especificado.

   Por otro lado, ha reconocido que "no es fácil" estar en el Vaticano, aunque les han acogido de una manera "más que adecuada". "Ha sido muy cálida", ha explicado. Finalmente, ha apuntado que "lo que pase en el futuro depende de muchos actores y particularmente del Papa".

   "Es importante poder mantener una tranquilidad interna, justamente para poder ser suficiente veraces y tranquilos en lo que podamos conversar", ha concluido.