Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 12/04/2013
Bastión opositor

Capriles, arropado por miles de seguidores en Barquisimeto

Henrique Capriles en el cierre de campaña en Venezuela
Foto: REUTERS

CARACAS, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El candidato de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo domingo, Henrique Capriles, ha cerrado su campaña electoral arropado por miles de personas en la gran avenida Venezuela de la ciudad de Barquisimeto, uno de los bastiones opositores.

   Capriles ha pasado el último día de campaña electoral recorriendo varias ciudades venezolanas con pequeñas caravanas que le han permitido reunirse cara a cara con sus habitantes para arañar votos de cara a lo que se prevé que serán los comicios más reñidos en años.

   El líder opositor ha comenzado su recorrido en Maracaibo, capital de Zulia. "Maracaibo, nuestro querido estado de Zulia, gracias, miles de gracias por tanto afecto. Regreso muy pronto como presidente", ha escrito en la red social Twitter.

   Después se ha dirigido al estado de Apure. "¡Allá vamos!", ha adelantado. "Pueblo de San Fernando, millones de gracias. Regresaré como presidente (ha insistido) y juntos iremos al Nazareno de Achaguas", ha prometido.

   "¡Bravo Aciragua!", ha dicho, ya desde el estado de Portuguesa. "Nunca olvidaré esta visita de hoy a Portuguesa. ¡Miles y miles!. Gracias Madre Virgen de Coromoto", ha escrito en su cuenta oficial de la red social.

   Tras "esta maravillosa cruzada por Venezuela", se ha dirigido a Barquisimeto "para hablar a todo el país". "Voy llegando, me dicen que ya son miles y miles en la avenida Venezuela. Que se oiga en el mundo", ha apuntado. "Son cientos de miles, se desbordó", ha corregido a su llegada.

   Capriles ha recorrido a duras penas la avenida Venezuela --una de las mayores del país caribeño-- y alrededor de las 18.00 horas (00.30 horas en España) se ha subido a una gran tarima, donde le esperaba el gobernado de Lara y jefe de su equipo de campaña electoral, Henri Falcón.

   "Venimos a pedirle a Dios y a la Divina Pastora que le ilumine el camino a Henrique Capriles para que conduzca los destinos de este país", ha dicho, arrancando algunos sollozos del candidato de la MUD, de acuerdo con el diario venezolano 'El Nacional'.

   "Venezuela mía, yo para cuidarte te ofrezco esta vida mía", ha dicho Capriles, en sus primeras palabras a la multitud. "No pensaba que mi vida iba a suponer una nueva oportunidad", ha añadido, subrayando que no busca un cargo, sino convertirse "en el motor de la solución a los problemas que vive el pueblo".

   Capriles ha fijado como una de sus prioridades unir el país. "Quiero enviar un mensaje de profundo respeto a todos los venezolanos: yo quiero juramentarme el próximo 19 de abril como presidente de todos los venezolanos, no solo de un grupo".

    Así, ha afirmado que con su victoria electoral "vendrá una Venezuela democrática, donde habrá oportunidad de pensar distinto". "No habrá persecuciones, no habrá presos políticos; no habrá más regalos a otros países. Yo no quiero ser el amigo de otros presidentes, yo quiero ser el hermano del pueblo", ha indicado.

"DORMIR, COMER Y TENER PLATICA"

   Además, el candidato de la MUD ha esbozado el que sería su programa de Gobierno, basado en la búsqueda "del bienestar de todos los venezolanos. "Dormir tranquilos, comer bien y tener la platica en el bolsillo", ha resumido, en declaraciones recogidas por la cadena privada Globovisión.

   En primer lugar, ha prometido "a quienes hoy enterraron sus hijos y tienen los ojos llenos de lágrimas" que entregará su "alma" para acabar con la violencia. "Aquí estoy yo para defender la vida de los venezolanos. La Venezuela que viene es la de la vida, no la Venezuela de la muerte", ha señalado.

   A este respecto, ha recordado la inseguridad ciudadana que se ha implantado en el país durante el Gobierno de Chávez. "Los que hoy gobiernan no les interesa la paz del pueblo; los que hoy gobiernan si el pueblo siente miedo, mejor para ellos; los que hoy gobiernan, nunca han hecho nada por la seguridad del pueblo", ha criticado.

   En segundo lugar, se ha fijado como objetivo reactivar la economía venezolana en un año y para ello ha prometido subir un 40 por ciento los salarios y financiar este aumento acabando con los "regalos", en alusión al petróleo venezolano destinado a Cuba, entre otros países.

   En este sentido, ha prometido crear tres millones de empleos, de los cuales un millón será para jóvenes, por lo que les ha instado a "estar preparados". "Tendrán oportunidades cuando consigan sus títulos", ha sostenido.

"NO SE EQUIVOQUEN"

   Por ello, ha instado a los venezolanos a no equivocarse y votar por su candidatura. "El próximo domingo vamos a tomar una decisión que va a repercutir en Venezuela durante muchos años, por eso les pido a que no se equivoquen. Es hora de abrir un nuevo ciclo", ha considerado.

   Además, se ha mostrado convencido de que ganará las elecciones presidenciales, aunque ha confesado que tras la convocatoria dudó de que fuera posible, debido a la corriente emocional que generó la muerte del presidente Hugo Chávez. "¿Vieron como sí valía la pena? Siempre vale la pena luchar por el futuro", ha apuntado.

   No obstante, ha pedido "paciencia y tolerancia" a los venezolanos en medio de las denuncias del Gobierno, que asegura que la oposición ha introducido grupos de "mercenarios" y "terroristas" salvadoreños en Venezuela para "desorientar el voto".

   "Les entró el desespero, porque no tienen liderazgo para defender nada, pero el único rumor que va a ser una verdad del tamaño del país es que nosotros vamos a ganar las elecciones el próximo domingo", ha sostenido.

   Así, ha augurado que el candidato oficialista, Nicolás Maduro, "tendrá que entregar la banda tricolor, porque empieza un nuevo Gobierno en Venezuela". "Tendrá que entregarme la silla que se agarró, la silla prestada", ha zanjado.

CITA ELECTORAL

   Tras la muerte del presidente Hugo Chávez, ocurrida el pasado 5 de marzo después de una larga batalla contra el cáncer, el Gobierno se ha visto obligado --por mandato constitucional-- a convocar elecciones presidenciales en un plazo de 30 días.

   Según los últimos sondeos sobre intención de voto, Maduro se impondría a Capriles, por un margen de entre 10 y 17 puntos porcentuales, mientras que los otros seis aspirantes opositores apenas tendrían opciones.

   La cita electoral ha generado una gran tensión en Venezuela y en la región, debido al apoyo económico de Caracas a sus vecinos, ya que podría traducirse en un cambio de Gobierno tras 14 años de 'chavismo' que podría llevar también a una ruptura social.


VÍDEOS
 
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.
Acerca de notimerica.com
comments powered by Disqus