Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 13/01/2010
Venezuela

Chávez dice que el racionamiento eléctrico es una necesidad y aclara que la crisis de energía no es su culpa

CARACAS, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha defendido este miércoles que plan de racionamiento eléctrico que comenzó en todo el país alegando que se trata de una "necesidad" para evitar problemas mayores, y aclaró que no es culpa suya que se haya generado una crisis de energía.

   El racionamiento eléctrico "es una necesidad", dijo al compararla con una "dieta" que se les prescribe a las personas cuando son obesas, o que hayan sufrido infartos o tienen problemas de tensión arterial. "Tiene que hacer dieta, dejar de comer algo que le gusta", acotó.

   Esta medida, aseguró, es por "el bien de todos y cada uno de los venezolanos" y, pese a las constantes críticas de la oposición, dijo que su Gobierno no iba a "quedarse de brazos cruzados esperando a que se apaguen las luces en todo el país".

   También ha insistido en que esta situación es consecuencia del fenómeno climatológico 'El Niño' y de los anteriores gobernantes, a los que llama oligarquía, pese a que la oposición insiste en decir que "es problema de Chávez", no sólo la crisis eléctrica sino también todo lo que ocurre en el país.

   El plan de racionamiento de energía anunciado este martes por el Gobierno de Chávez prevé la suspensión del servicio eléctrico cada dos días durante cuatro horas, a partir de la madrugada de este miércoles, en un intento por evitar que el sector eléctrico de Venezuela se sumerja en una de las peores crisis de las últimas décadas.

   El polémico plan afectará a los comercios, hogares, hospitales y escuelas, así como el alumbrado público y los semáforos. Los que quedan fuera de esta medida son las grandes clínicas y hospitales, aeropuertos, estaciones bomberos, sedes policiales y los medios de comunicación.

   El suministro eléctrico de Venezuela depende en un 70 por ciento de la energía que genera el embalse de Guri, que actualmente se mantiene en su nivel más bajo por la fuerte sequía y que podría quedar completamente vacío en dos meses si no se pone en marcha un plan de emergencia.

   A este respecto, Chávez anunció que tienen aviones "bombardeando nubes" para que llueva y el Guri recupera su nivel idóneo. "Ellos (los pilotos) tienen varios meses arriesgando hasta la vida, se meten en las nubes y allá se consiguen con rayos y granizo", comentó.

   Asimismo, acusó a la clase media venezolana de pretender que el suministro de electricidad sea racionado "nada más que a los pobres", pero ha dejado claro que se trata de una medida con la que el Gobierno ha "tratado a todos por igual sin distinciones ni privilegios".

   Los apagones se han vuelto una constante en algunas zonas del país, incluyendo las principales ciudades, que se han visto duramente afectadas por la crisis de energía que azota a Venezuela. El Gobierno anunció a finales de 2009 varias medidas como el racionamiento de electricidad en los centros comerciales, en algunas áreas industriales y en las oficinas públicas que, a partir de este año, trabajarán cinco horas diarias.

   Como parte del plan de ahorro, el Gobierno ha ordenado el cierre de algunas compañías estatales como la Industria Venezolana de Aluminio C.A. (Venalum) y la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), pese a que son de gran importancia para el desarrollo económico del país.

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus
Comentarios de los lectores
Comentar esta noticia
 

       

  


VÍDEOS
 
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.
Acerca de notimerica.com