Actualizado 05/06/2013 13:52 CET

La habilidad del Príncipe con su gorra. El viento le jugó una mala pasada

Príncipe Felipe gorra
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Jun. (CHANCE) -

El pasado 28 de mayo el Príncipe presidía en el Real Monasterio de El Escorial la reunión bianual del Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

A su llegada a la lonja del Monasterio, Don Felipe era recibido por el jefe de Estado Mayor del Ejército, general de Ejército Jaime Domínguez Buj, y por el Gran Canciller de la Orden, general de Ejército (honorífico) José Rodrigo Rodrigo.

Mientras recibía los honores de ordenanza y pasaba revista a la fuerza, el viento le jugó una mala pasada, ya que Don Felipe casi pierde su gorra. Pero muy ducho, la cogió al vuelo. Y es que el viento no entiende ni respeta ni actos ni personalidades.