Actualizado 17/12/2013 21:53 CET

Naela, la nueva promesa del pop, aterriza con ganas de arrasar en España

Photographer: Gillmar Villamil
PHOTOGRAPHER: GILLMAR VILLAMIL

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cantante colombiana Naela, quien abrirá los conciertos del cantautor Carlos Vives este domingo en Madrid y el próximo 30 de octubre en Barcelona, ha hablado en exclusiva para Notimerica.com sobre su nuevo album 'Imparable', al que califica como una "evolución tanto vocal como musicalmente" porque "muestra un poco más de lo que va en tendencia".

Naela, siempre con una sonrisa y un espíritu cautivador, ha considerado que es "una bendición muy grande" el poder formar parte de los conciertos de su paisano, al que ha descrito como "un gran ser humano".

"Llegué a España con la idea de empezar a tocar puertas, de que me conozcan, de que escuchen mi música, y ya estando aquí, poco a poco, han salido cosas maravillosas y, ahora, apenas recibí la noticia de lo de Carlos", ha dicho, destacando que "Carlos y Shakira han sido una referencia de la música colombiana a nivel mundial".

La artista, que ha calificado a su familia como 'melómana' por su pasión por la música, empezó sus estudios musicales a los ocho años de edad, y hace cuatro comenzó a desarrollar este proyecto de forma profesional.

La colombiana tiene previsto establecerse en territorio español durante al menos dos meses para promocionar su sencillo 'Besar el cielo'. "Estoy en un momento decisivo para entrar al mercado español, o hago que me odien, o hago que me amen", ha bromeado la artista, de 23 años.

'Imparable' es una mezcla de estilos entre electrónica y pop acústico, donde la propia artista expresa que quiso "mantener un equilibrio entre estos dos gustos para poder "hacer un show, un 'performance' bien bonito sin perder el sentido del pop, que sea la letra lo que le pueda llegar a la gente, al corazón".

Para esta producción, Naela ha contado con la colaboración del destacado productor Luis Fernando Ochoa, quien ha trabajado con artistas de la talla de Ricky Martin. "Fue un reto y una excelente experiencia debido a que se apasionó por el producto, se dio cuenta de que no era un capricho por sólo hacer una canción", ha afirmado.