Publicado 27/09/2021 17:11CET

Un 25% más población expuesta a ciclones en 2040 por el calentamiento

Archivo - Ciclón Gati
Archivo - Ciclón Gati - NASA EARTH OBSERVATORY - Archivo

   MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El aumento del calentamiento global de uno a dos grados Celsius para mediados de siglo podría aumentar en un 25% el número de personas expuestas a los ciclones tropicales.

   Estos fenómenos se encuentran entre las catástrofes naturales más destructivas del mundo y amenazan potencialmente a unos 150 millones de personas cada año, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Nature Climate Change'.

   Además del cambio climático, el crecimiento de la población aumenta la exposición a los ciclones tropicales, especialmente en las zonas costeras de los países de África oriental y Estados Unidos. Considerar el impacto conjunto del cambio climático y el crecimiento de la población ofrece un potencial sin explotar para proteger a una población mundial en constante cambio, señalan los investigadores.

   "Si añadimos el crecimiento de la población al calentamiento global de dos grados celsius, en 2050 podríamos ver un aumento de aproximadamente un 40% más de personas expuestas a los ciclones", afirma Tobias Geiger, investigador del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (PIK) y del Deutscher Wetterdienst (DWD), en Alemania, y autor principal del nuevo estudio.

   "Según las previsiones, la población mundial alcanzará su punto máximo hacia mediados de siglo, y un mayor número de personas se enfrentará a ciclones más intensos, debido al cambio climático, lo que supondrá un mayor riesgo para esa población", añade.

   La pretensión mundial es limitar el calentamiento por debajo de los dos grados, pero si se compara con un cambio climático no mitigado, incluso alcanzar los dos grados de calentamiento global 50 años después podría conducir a un resultado bastante diferente, como descubrió un equipo interdisciplinario de científicos de Alemania, Suiza y Estados Unidos en un análisis informático: Hasta el año 2100, los modelos de población proyectan un descenso no forzado y regular de la población en las zonas propensas a los ciclones a escala mundial.

   Esto compensaría parcialmente la exposición adicional causada por el calentamiento, como subraya Geiger: "Si reducimos rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzamos los dos grados e calentamiento global sólo en 2100, esto limitaría el aumento de personas en peligro de ciclones a un 20%".

   "Este hallazgo es clave --prosigue--, ya que muestra que la reducción del calentamiento global pospone potencialmente los impactos de los ciclones tropicales severos a finales de la segunda mitad del siglo, cuando habría muchas menos personas en riesgo".

   En el estudio, los científicos analizaron los impactos conjuntos del desarrollo demográfico y el cambio climático en las personas expuestas a los ciclones tropicales, y descubrieron que el momento en que se alcanzan ciertos niveles de calentamiento resulta crucial.

   Los resultados son aún más evidentes a nivel de país, según Johannes Gütschow. "Nuestro modelo muestra, con un detalle sin precedentes, que en 2050 se prevé que todos los países con alto riesgo de ciclones tropicales experimenten un aumento de la exposición --explica. Debido al crecimiento demográfico previsto, encontramos cambios en la exposición de casi el 300% en algunos países de África Oriental, hasta el 100% en Estados Unidos y también un fuerte aumento para la Península Arábiga. En el caso de Estados Unidos, lo más probable es que se produzcan más daños por ciclones, mientras que otras regiones del mundo fuertemente afectadas podrían enfrentarse también a más pobreza y migraciones forzadas".

   En escenarios de calentamiento menos rápidos este panorama cambia: Retrasar dos grados de calentamiento hasta 2080 o 2100 -en consonancia con una previsión de descenso de la población- supondría una reducción de la población expuesta en el Caribe y en Asia oriental, en particular en Japón, China y la península de Corea, en comparación con un escenario en el que el calentamiento global de dos grados se produjera ya en 2050.

   "Básicamente, nuestro modelo informático puede calcular el impacto de cualquier escenario de calentamiento, a escala global y de país, y sus implicaciones para el número de personas en riesgo por ciclones tropicales --prosigue--. Es muy probable que nuestros hallazgos también sean válidos para una variedad de otros extremos climáticos cuya ocurrencia sólo depende del calentamiento absoluto y no del momento".

   Esto también puede informar las decisiones en la cumbre mundial del clima de la ONU de 2021, COP26, que será una ocasión para reconsiderar las insuficientes Contribuciones Determinadas Nacionalmente (NDCs) bajo el Acuerdo de París.

   "El escenario actual de las NDCs conduciría a unos dos grados de calentamiento hacia mediados de siglo y a un aumento continuo del calentamiento a partir de entonces --afirma Katja Frieler, codirectora del Departamento de Investigación sobre Vías de Transformación del PIK--. De acuerdo con los NDC, el número de personas en riesgo de sufrir ciclones seguiría aumentando a lo largo del siglo, por ejemplo en las regiones de Estados Unidos propensas a los huracanes".

   Según apunta, "las reducciones de emisiones que limitarían el calentamiento global a 1,5 grados centígrados podrían proteger acumulativamente a más de 1.800 millones de personas de la exposición a los ciclones tropicales hasta el final de este siglo, en comparación con el calentamiento según las reducciones de emisiones propuestas actualmente. Por tanto, ya es hora de reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero para mantener a salvo al mayor número posible de personas", concluye.

Contador