Publicado 16/12/2020 11:18CET

Adaptaciones equivocadas al cambio climático observadas en aves

Pomatostomus ruficeps
Pomatostomus ruficeps - WIKIPEDIA

   MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los animales pueden caer en una "trampa ecológica" al alterar su comportamiento en la "dirección incorrecta" en respuesta al cambio climático.

   La llamada "hipótesis del rescate" sugiere que muchas especies podrían adaptarse con éxito a las condiciones cambiantes, especialmente aquellas que son flexibles en su comportamiento.

   Pero un nuevo estudio, realizado por la Universidad de Exeter, encontró que una especie de ave passeriforme --Pomatostomus ruficeps-- respondió al aumento de las temperaturas cambiando su comportamiento de maneras que podrían reducir la reproducción exitosa.

   Esto ocurrió porque reaccionaron a las temperaturas máximas cálidas a principios de la primavera reproduciéndose antes, pero las temperaturas promedio en este momento aún son más frías que al final de la primavera, lo cual es malo para incubar huevos.

   En lugar de pasar más tiempo incubando, las hembras respondieron al frío incubando menos, lo que podría mejorar sus propias posibilidades de supervivencia, pero expone sus huevos en desarrollo a bajas temperaturas dañinas.

   "Esperamos que los animales que responden mejor a los cambios en su entorno puedan afrontar mejor el cambio climático, pero desafortunadamente pueden cometer errores que empeoran su situación", dijo Alex Cones, quien trabajó en esta investigación durante su maestría en la Universidad de Exeter.

   El profesor Andy Russell, del Centro de Ecología y Conservación en el campus Penryn de Exeter en Cornwall, dijo: "Muchos animales se reproducen tan pronto como pueden en primavera, y el cambio climático está provocando que esto suceda cada vez más temprano.

   "Paradójicamente, nuestro estudio muestra que la reproducción más temprana en respuesta al calentamiento significa que los huevos y las crías están más expuestos al frío. Deberían responder incubando más sus huevos, pero no lo hacen. La incubación de huevos es más costosa para la madre en términos de energía a bajas temperaturas, por lo que se enfocan en su propia supervivencia y reducen la incubación".

   El profesor Russell agregó: "El cuidado de los padres es adaptable, no fijo, pero en este caso las aves se adaptan en la dirección equivocada para la supervivencia de sus polluelos, cayendo en una 'trampa' ecológica".

   Pomatostomus ruficeps vive en hábitats desérticos en el sureste de Australia. Sus huevos deben mantenerse a más de 25 ° C para sobrevivir, y el desarrollo ocurre mejor y más rápido a aproximadamente 38 ° C.

   Los investigadores dicen que se necesitan más estudios para descubrir si la crianza "plástica" (adaptable) podría proporcionar un "paquete de rescate evolutivo" para proteger a las especies del cambio ambiental. Pero concluyen que la evidencia de este estudio "no es alentadora".

   El artículo se ha publicado en el Journal of Evolutionary Biology.