Publicado 09/04/2021 17:11CET

Aerosoles ricos en níquel implicados en la mayor extinción de la Tierra

Paisaje de la Cuenca Sverdrup
Paisaje de la Cuenca Sverdrup - WIKIPEDIA

   MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La dispersión global de aerosoles ricos en níquel pudo ser un factor importante en una extinción masiva que ocurrió hace 250 millones de años.

   La extinción masiva del final del Pérmico (EPME) fue la crisis biótica más grave de la historia, eliminando más del 90 por ciento de las especies marinas y el 75 por ciento de las terrestres. Los científicos creían que la erupción de la gran provincia ígnea de las Traps Siberianos (STLIP) había sido el detonante principal de la catástrofe.

   Estudios recientes mostraron que la erupción STLIP comenzó unos 300.000 años antes de la extinción masiva, pero el mecanismo entre los dos eventos seguía sin resolverse.

   Los autores de un nuevo estudio, dirigidos por el profesor Shen Yan'an de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, analizaron la abundancia y composición de los isótopos de níquel en las capas de rocas sedimentarias del Pérmico-Triásico en la sección del Lago Buchanan en la cuenca de Sverdrup del Ártico canadiense.

   Los datos indicaron que la composición de los isótopos de níquel en la cuenca de Sverdrup registró claramente el proceso de movimiento de los aerosoles ricos en Ni desde la erupción STLIP a través del transporte atmosférico hasta la sedimentación en el océano y la tierra, informa Science and Technology Daily, citado por Xinhua.

   El resultado sugirió que la sedimentación a gran escala de aerosoles ricos en níquel en ese momento había consumido en gran medida el oxígeno en el océano y resultó en la acidificación y anoxia del océano y deterioró el medio ambiente en la tierra para los organismos terrestres.

   La investigación se publicó recientemente en la revista Nature Communications.

Contador