Publicado 04/11/2021 13:11CET

Un algortimo señala el origen probable de meteoritos marcianos

Archivo - El Dr. Anthony Lagain y la profesora Gretchen Benedix, ambos de la Universidad de Curtin, Konstantinos Servis, de CSIRO, y el candidato a doctorado de Curtin, John Fairweather.
Archivo - El Dr. Anthony Lagain y la profesora Gretchen Benedix, ambos de la Universidad de Curtin, Konstantinos Servis, de CSIRO, y el candidato a doctorado de Curtin, John Fairweather. - CURTIN UNIVERSITY - Archivo

   MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un algoritmo de aprendizaje automático, que analiza imágenes planetarias de alta resolución, ha revelado el origen probable de un grupo de meteoritos expulsados de Marte.

   La nueva investigación, publicada en Nature Communications por investigadores de la Universidad de Curtin, identificó meteoritos que aterrizaron en la Tierra probablemente se originaron en el cráter Tooting de Marte, ubicado en la región de Tharsis, que es la provincia volcánica más grande del sistema solar.

   Aproximadamente 166 rocas marcianas han aterrizado en la Tierra durante los últimos 20 millones de años, sin embargo, se desconocían sus orígenes precisos en Marte.

   El investigador principal, el doctor Anthony Lagain, del Centro de Tecnología y Ciencia Espacial de la Universidad de Curtin en la Facultad de Ciencias de la Tierra y Planetarias, dijo que los nuevos hallazgos ayudarían a proporcionar el contexto para desentrañar la historia geológica del Planeta Rojo.

   "En este estudio, compilamos una nueva base de datos de 90 millones de cráteres de impacto utilizando un algoritmo de aprendizaje automático que nos permitió determinar las posibles posiciones de lanzamiento de los meteoritos marcianos", dijo Lagain en un comunicado.

   "Al observar los campos de cráteres secundarios, o los pequeños cráteres formados por la eyección que fue arrojada fuera del cráter más grande formado recientemente en el planeta, encontramos que el cráter Tooting es la fuente más probable de estos meteoritos expulsados de Marte 1,1 millones de años atrás.

   "Por primera vez, a través de esta investigación, se puede acceder al contexto geológico de un grupo de meteoritos marcianos, 10 años antes de que la misión Mars Sample Return de la NASA envíe muestras recolectadas por el rover Perseverance que actualmente explora el cráter Jezero".

   La profesora co-líder Gretchen Benedix, también del Centro de Ciencia y Tecnología Espacial de la Universidad de Curtin, dijo que el algoritmo que hizo esto posible fue un gran paso adelante en cómo los científicos pueden usar los terabytes de datos planetarios disponibles.

   "No hubiéramos podido reconocer los cráteres más jóvenes de Marte sin contar las decenas de millones de cráteres de menos de un kilómetro de diámetro", dijo el profesor Benedix.

ERUPCIONES EN MARTE HACE 300 MILLONES DE AÑOS

   "Este hallazgo implica que las erupciones volcánicas ocurrieron en esta región hace 300 millones de años, lo cual es muy reciente en una escala de tiempo geológico. También proporciona nuevos conocimientos sobre la estructura del planeta, debajo de esta provincia volcánica ".

   Lagain dijo que la investigación ayudaría a crear una mejor comprensión de la formación y la evolución de Marte, así como de la Tierra, lo que podría ofrecer beneficios para otros sectores industriales de nuestro planeta.

   "La cartografía de los cráteres en Marte es un primer paso. El algoritmo que desarrollamos se puede volver a entrenar para realizar un mapeo digital automatizado de cualquier cuerpo celeste. Se puede aplicar a la Tierra para ayudar con la gestión de la agricultura, el medio ambiente e incluso desastres potencialmente naturales como incendios o inundaciones", dijo.

   El algoritmo fue desarrollado internamente por un grupo interdisciplinario que incluía miembros de CSIRO, el Instituto Curtin de Computación y la Escuela de Ingeniería Civil y Mecánica con fondos del Consejo de Investigación de Australia.

   Utilizando la supercomputadora más rápida del hemisferio sur, el Centro de supercomputación Pawsey y Curtin HIVE (Centro de visualización inmersiva e investigación electrónica), los investigadores analizaron un gran volumen de imágenes planetarias de alta resolución a través de un algoritmo de aprendizaje automático para detectar cráteres de impacto.

Contador