La Atmósfera de Marte podría haber desaparecido por el viento solar

Publicado 09/11/2015 18:28:33CET

WASHINGTON, 9 Nov. (Notimérica) -

El viento solar podría haber sido un elemento clave en la desaparición de la atmósfera de Marte, lo que ha llevado a que este planeta, cálido y húmedo y que podría albergar vida en su superficie, se haya convertido en un mundo frío y árido.

Según la agencia espacial estadounidense NASA, nuevos datos de la misión Atmósfera y Evolución Volátil de Marte de la NASA --Maven por sus siglas en inglés--, publicados en las revistas Science y Geophysical Research Letters aseguran que la erosión de la atmósfera marciana se ha incrementado de manera significativa durante las tormentas solares en los últimos 4.000 millones de años.

En la actualidad, el viento solar elimina gas a una tasa de cerca de 100 gramos por segundo, indicó. "Como ocurriría con unas cuantas monedas tomadas diariamente de la caja registradora, la pérdida se vuelve significativa con el tiempo", dijo Bruce Jakosky, investigador principal de Maven de la Universidad de Colorado, según recoge la agencia Colprensa. Jakosky considera que la tasa de pérdida fue "mucho mayor" hace miles de millones de años cuando el Sol era joven y más activo.

"La combinación de tasas de pérdida mayores y más tormentas solares en el pasado apuntan a que la pérdida de la atmósfera hacia el espacio fue probablemente un proceso importante en el cambio del clima marciano", dijo la NASA en una declaración.

Los hallazgos se basan en el estudio de una serie de tormentas solares que azotaron la atmósfera marciana en marzo de 2015. El viento solar es una corriente de partículas, sobre todo protones y electrones, que fluyen desde la atmósfera del Sol a una velocidad de cerca de un millón y medio de kilómetros por hora.

La NASA explicó que el viento solar puede generar un campo magnético al pasar por Marte para acelerar los átomos de gas eléctricamente cargados, llamados iones, en la atmósfera superior del planeta y lanzarlos al espacio.

Los nuevos datos indican que la pérdida proviene de tres diferentes regiones del planeta: la "cola", en donde el viento solar fluye detrás de Marte, sobre los polos marcianos en un "penacho polar" y desde una nube extendida de gas alrededor de Marte.

El equipo científico determinó que cerca del 75 por ciento de los iones que se escapan vienen de la región de la cola, cerca del 25 por ciento proviene de la región del penacho y sólo una cantidad menor proviene de la nube extendida.

"Comprender lo que ocurrió con la atmósfera de Marte ampliará nuestro conocimiento sobre la dinámica y la evolución de cualquier atmósfera planetaria", dijo John Grunsefeld, administrador asociado de la Dirección de la Misión Científica de la NASA.

"Saber qué es lo que puede provocar cambios en el medio ambiente de un planeta para pasar de un mundo que puede albergar microbios en la superficie a un planeta que no puede hacerlo es un conocimiento importante y es una cuestión clave que está siendo abordada en la travesía de la NASA a Marte".

Lanzada en el 2013, la sonda Maven debe determinar cuánta atmósfera y agua de Marte se han perdido en el espacio. La sonda ha estado operando en Marte poco más de un año y concluirá su misión científica primaria el 16 de noviembre.